1 de marzo de 2007

Colombia 2014: Historia de un nuevo "oso" internacional


Muchos nos sorprendimos el pasado 15 de julio de 2006, cuándo el presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, anunció que Colombia sería candidata (junto con Brasil) a organizar la Copa Mundial de Fútbol de 2014, con el vicepresidente Francisco Santos Calderón como representante de la nación ante el máximo entre futbolístico mundial: la FIFA.
No sé si será lo mejor o lo peor de la página de apoyo a la candidatura la sección "emisarios de la derrota" donde sale -entre otros- el no muy bien ponderado, pero influyente periodista deportivo Carlos Antonio Vélez quien entre otras cosas dijo: "No lo veo, a no ser que un milagro nos ponga en la condición de país desarrollado de un momento a otro. Porque el mundial, y eso debe quedar claro, es sólo para países del primer mundo. Lo demás es hacerse vanas ilusiones."

Sólo fue el 19 de diciembre del año pasado, que se oficializó la intención de Brasil y Colombia para realizar el certamen mundialista. Por supuesto, Brasil reaccionó con tranquilidad: "Que venga Colombia. Ellos tienen todo el derecho de entrar en la disputa"

Y bueno, como era apenas obvio y como ya se había acordado desde hacía varios años, la CONMEBOL en pleno, decidió apoyar la candidatura brasileña.

Antecedentes

Colombia, ya había sido escogida para ser sede de un mundial: el de 1986, gracias a la gestión realizada por el entonces presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, don Alfonso Senior Quevedo.

Pero gracias a la "gestión" del entonces presidente Belisario Betancur, Colombia tomó la "inteligente" decisión de no realizar el evento, alegando que los dineros se destinarían a inversión social (lo cual nunca pasó)

¿Por qué no se debió intentar?

Antes de empezar a explicar porqué no se puede hacer un mundial en Colombia, cito un hecho curioso: al día siguiente del anuncio, el gobierno planteó la posibilidad de imponerle IVA al 70% de la canasta familiar... Que raro ¿verdad?

Lo que parece buscar el presidente Uribe es distraer la atención de la población con la idea de hacer el mundial -con ayuda de algunos sectores de la prensa, que se “ilusionan con la idea”-, mientras se siguen dejando de lado los problemas sociales existentes, como pobreza, violencia y desempleo.

Es imposible hacer un mundial en Colombia, teniendo en cuenta que Sudáfrica invertirá alrededor de 2.000 millones de dólares (5 mil billones de pesos) en su torneo de 2010, mientras que el presupuesto nacional para 2007 tan sólo está proyectado en 116 billones de pesos.

La candidatura no tiene ningún sentido, no sólo por la falta de recursos, sino porque es muy claro que Brasil será el país organizador de dicho evento, por tradición futbolística y por "rosca" dentro del seno del fútbol mundial.


¿Qué hacemos?

El Campín de Bogotá, probable sede de la eliminatoria al Mundial 2010

Como hincha del fútbol que soy, a mi me da tristeza todo esto y ante todo mucha frustración, el hecho de no poder tener la capacidad de organizar el evento deportivo más importante del mundo.

Pero viendolo positivamente, está a punto de inaugurarse el Estadio Deportivo Cali (el más moderno de Colombia), se remodeló y amplió el estadio de Cúcuta, el General Santander, el estadio El Campín de Bogotá fue reformado para ser la sede de la Selección Colombia en la eliminatoria del Mundial 2010, además se instaló gramilla sintética en el estadio Alfonso López de Bucaramanga. Eso sin contar los muy buenos estadios en Manizales, Medellín, Cali y por supuesto el Metropolitano de Barranquilla (el de mayor capacidad en Colombia).

De hecho, es posible que realizemos un mundial Sub-20 en el 2013, superando lo que hizo Perú en el 2005 con el mundial Sub-17. Incluso tenemos todo el apoyo para hacerlo... ¿o lo teníamos?

¿Qué pasará?

Hoy, 1 de marzo de 2007, Colombia recibió las declaraciones de Sepp Blatter (secretario general de la FIFA) sobre la candidatura para el mundial quien dijo: "Lo de Colombia se trata más que nada de una presentación de relaciones públicas del país para decir que están vigentes no sólo por otros titulares, sino también por el fútbol" Entiendase por cortina de humo...

Como replica, el presidente Uribe respondió pidiendo respeto para Colombia y haciendo una inferencia (aunque probablemente real, bastante imprudente): "Ave María, lo que pasa es que me tienen muy comprometido a no dar respuestas duras. Antes que decir eso, él (Blatter) lo que tenía que hacer es retirar las mafias que han infeccionado el fútbol. Que respete a Colombia".

Por ello, es probable que a mediano plazo no sólo perdamos la sede del Mundial 2014, sino también la del Sub-20 2013, gracias a la "gestión" de nuestro presidente (Ojalá que no pase).

Si así nos está yendo a nosotros con esta odisea, ¿qué será entonces la suerte de Bakú (Azerbaiján) quien se candidatizó para ser sede de los Juegos Olímpicos de 2016?

Algo adicional...

Ya como para relajarnos un poco y reírnos, encontré este video en YouTube sobre una parodia de como sería el Mundial Colombia 2014. Le doy el crédito al usuario Ruizjulian y cito la descripción del mismo:
"Un prestigioso programa radial en Colombia hizo está pequeña parodia sobre ¿Cómo sería el Mundial Colombia 2014?, disfrutenlo y reflexionenlo."



1 comentario:

  1. ¡Qué terquedad la del presidente Álvaro Uribe. Y ni hablar de la de Francisco Santos, o como escribió alguna vez un 'reconocido'periodista 'Pachito bla, bla, bla, bla, bla...'.

    Lo que le faltaba al presidente, tener de enimgo a Joseph Blatter.

    Cuando se empiece a hablar de las candidaturas para el Mundial Juvenil 2013 no se sorprendan si sobra la siguiente pregunta: ¿y por qué no ésta Colombia de candidato?

    Dolería no hacer ese Mundial Juvenil, que sí es más viable.

    Álvaro Uribe y Francsico Santos, y luis Bedoya que no los 'frena', muchas gracias.

    ResponderEliminar

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.