3 de julio de 2008

Más allá del rescate


Hace rato no me ponía a escribir un artículo serio, que no se tratara de fútbol. Ya había hecho análisis de Eurocopa, entrevistas, ir a eventos y demás. Pero estamos en un momento especial, y muchos colombianos estamos muy felices por el rescate de la política Ingrid Betancourt, tres norteamericanos y once miltares colombianos. Ellos estaban secuestrados desde hace diez, y seis años, aproximadamente.

Las expresiones de júbilo no se hicieron esperar, a mi también me vibró el corazón cuando me enteré en el televisor del banco donde estaba haciendo una consignación y estaba sintonizado el noticiero oficialista de RCN, aunque la directora de noticias, Clara Elvira Ospina, diga lo contrario.

Pero después de ver la celebración, la alegría de propios y extraños, hay varias reflexiones que debemos hacer con cabeza fría.

Primero: no olvidar a los demás secuestrados. Si bien se dio un paso muy importante al recuperar la vida de 15 seres humanos, aún quedan poco más de 700 en las selvas colombianas.

Segundo: ¿Es realmente valido que la opción de libertad para los plagiados sea el rescate armado? Ingrid Betancourt dijo después de ser liberada:

“sacarnos vivos, sin disparar un solo tiro, es un mensaje de que podemos hacer la paz en Colombia.”

Aunque Piedad Cródoba no esté de acuerdo, es notorio que la lección que dejó el intento de rescate a sangre y fuego del gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria y el ex ministro de Defensa Gilberto Echeverry Mejía fue bien aprendida.

Tercero: ¿Queda prácticamente descartada cualquier intervención de personajes como Hugo Chávez, Rafael Correa, Piedad Córdoba y Nicolás Sarkozý para la liberación de los secuestrados? Metiendo el dedo en la llaga, cualquier ayuda para ese fin, pero Ingrid Betancourt acierta en que si algún mandatario extranjero (Chávez y Correa) interviene para ello debe respetar la soberanía de Colombia.

¿Volveremos a saber algo del presidente de Francia en cuanto a la búsqueda de liberación de los demás secuestrados?


Cuarto: se dio un adecuado manejo mediático a la información, ya que todas las empresas de información se enteraron de los hechos al mismo tiempo, no como sucedió cuando se reveló la muerte de Manuel Marulanda, alias ‘Tirofijo’, por medio de una entrevista del ministro de defensa, Juan Manuel Santos, a la Revista Semana.

Quinto: que no sea la liberación de Ingrid, los estadounidenses y los once militares una cortina de humo para el escándalo de la Yidis-Política, el cual tiene temblando al gobierno, tanto así que el presidente Álvaro Uribe sugirió convocar un referendo para que se decida si las elecciones presidenciales de 2006 se deben repetir o no.

Sexto: ¿A todas estas qué función ha cumplido el ‘comisionado de Paz’ Luis Carlos Restrepo? Ese sí que se ha ganado la plata fácil ¿O me equivoco?

Séptimo: ¿Realmente el presidente Álvaro Uribe sí es el súper héroe que todos quieren pintar? Claro, Colombia es un país más seguro, tiene buena imagen ante el mundo, están cayendo las Farc a pedazos, pero… el gabinete lo tiene compuesto por un manojo de ineptos que no han podido lidiar con los problemas de salud, alimentos, empleo, energía y pobreza.

Si no me creen pregunto, ¿Qué pasó con la EPS que iba a reemplazar al Seguro Social? Estaba anunciada para funcionar en mayo, ya estamos en julio y dice el ministro de Protección Social, Diego Palacio, que es para agosto.

Hace poco el costo de la gasolina subió más de 100 pesos cuando el gobierno prometió que no sería así. La meta de inflación de 2008 no se cumplió y la comida cada día sube más de precio, y como cosa rara a las cifras de desempleo del DANE nadie le cree.

Claro, regresemos al punto del rescate de los secuestrados. Sin dudas este es otro logro de Álvaro Uribe en su gobierno y por la política de Seguridad democrática, sumado al arrojo que ya es una característica en sus decisiones.

Si bien es cierto que el presidente Uribe está muy mal rodeado, en las decisiones que le ha tocado tomar por su cuenta y riesgo, como en la crisis andina del mes de marzo, ha acertado.

Un presidente así le viene muy bien a Colombia, por las cosas buenas que ha hecho, más allá de las investigaciones políticas en torno a su reelección, las cuales, se podrían tratar de una treta de los paramilitares extraditados que tienen infiltradas las altas cortes, así como lo estuvieron en el DAS.

Reitero mi posición política, no soy oficialista ni mucho menos uribista, pero mientras haya resultados todo está bien. Eso sí, por la gente que rodea al presidente, es claro que la parte social en Colombia anda bastante mal y eso no se puede dejar de lado mientras suenan los bombos y platillos por el rescate de 15 secuestrados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.