20 de septiembre de 2008

Amor y amistad



Foto: Repostería Astor.


Hoy es un día cualquiera, el sol ha salido como siempre, en el mundo hace frío o calor, pero para la cultura colombiana y en otros países, hoy sábado se conmemora una vez más el día del amor y la amistad, conocido en otras latitudes como el día de San Valentín (14 de febrero). Pero realmente ¿Qué significa esta fecha? ¿Un pretexto comercial? ¿Una excusa para demostrar afecto?.


Sin duda, es una fecha que en medio de la sociedad de consumo es netamente comercial. Los grandes establecimientos preparan todas sus ofertas para que la gente acuda en masa a gastar su dinero en cosas como corazones, peluches, chocolates, flores, joyas, entre otros.

Pero para que amor y amistad sea una fecha comercial, debe ser por un motivo, el cual es igual o más profundo que la navidad. Éste motivo se ha ido perdiendo de a poco con el paso de los años, hasta el punto en que los mensajes espontáneos se aplazan para una sola fecha, ya que "hay un motivo", fundamentado por el mercadeo.

Amor y amistad, juntos pueden significar mucho, como ser un sentimiento, un valor, que se relaciona con la felicidad, afecto, cariño, compromiso, lealtad, afinidad, sacrificios, etc. Indudablemente, esta fecha tan especial es mucho más que salir a comprar desbordadamente. 

Una reflexión final: Si ha leído este texto, no espere hasta el próximo día del amor y la amistad para decirle a esa persona especial que la quiere, o para reafirmar ese compromiso especial que tiene con un amigo o amiga.

Los invito a seguirme en Twitter @Josegacel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.