23 de enero de 2009

¿Dónde está el alcalde?


Son pocas las palabras que existen para describir la indignación e inconformidad general en Bogotá ante el incremento evidente en la inseguridad. Hoy ocurrió un hecho insólito en la otrora Bogotá Coqueta, la que hoy más parece una ciudad insegura, en un proceso de involución social constante.

En la tarde de hoy viernes 23 de enero de 2009, una banda de delincuentes secuestró una buseta de servicio público con los 20 pasajeros que transportaba, con el fin de robarles sus pertenencias de valor.

La gravedad del hecho es muy grande, teniendo en cuenta la explosión mediática del mismo por parte de Noticias RCN y El Espectador. Pero lo es aún más porque los bogotanos cada vez nos sentimos más inseguros al momento de subir al transporte público o simplemente caminar en cualquier parte.

Algunos casos

A finales de noviembre abordé una buseta en la carrera séptima con destino a la Zona Rosa. El bus paró en la Carrera 11 con calle 94 para recoger a dos hombres. A uno de ellos le noté inmediatamente que llevaba un revólver dentro de la chaqueta. Si iba a asaltar o no el bus nunca lo sabré; me bajé del bus a la cuadra siguiente.

En TransMilenio también se percibe la inseguridad, sin que sea algo nuevo, mucho menos en un sistema de transporte masivo. Lo novedoso es que ahora hay indigentes que se suben a la parte trasera del bus para pedir dinero contando sus historias, y otros habitantes de la calle abordan el sistema a altas horas de la noche en las estaciones del centro y sur de la ciudad con total impunidad, puesto que los policías bachilleres se han ido y los ciudadanos que buscan desplazarse a sus casas quedan en total indefensión ante el hampa.

¿Soluciones?

Lo triste y aún más indignante del asunto es que este insuceso ocurre justo cuando el alcalde de Bogotá Samuel Moreno está en ''retiros espirituales'' junto al resto del gabinete distrital en el municipio de Paipa, Departamento de Boyacá.

Allí se hicieron promesas frente a la crisis de movilidad, el inquietante asunto de la seguirdad, etc, etc, pero hasta el momento ninguna acción concretas que la construcción de la Fase III de TransMilenio (hecho programado como desarrollo del sistema).

El punto no es llegar a la improvisación o dejarse llevar por el calor del momento ante la gravedad de un suceso. Lo que aún no ha hecho la administración distrital es ponerse al frente del asunto sin tantas promesas y con más acciones.

La Bogotá Coqueta de Mockus y la Bogotá que quería Peñalosa, el anhelo de calidad de vida de los bogotanos, cada día desaparece más.

Revocatoria

Hasta el momento hay un grupo en Facebook que pide la revocatoria del mandato de Samuel Moreno (más de 30 mil miembros). El proceso ya está en marcha sin que haya mayor difusión por los medios de comunicación.

Si se quiere unir y apoyar la revocatoria, o no hacerlo, usted es libre. Pero en mi humilde opinión desde este blog no puedo ocultar mi dolor de bogotano, orgulloso de mi ciudad entera, desde La Conejera hasta Usme, desde Monserrate hasta el Aeropuerto El Dorado. Me duele mi ciudad, la del TransMilenio, de la Torre Colpatria, del Estadio El Campín, de la Ciclovía, de la Plaza de Bolívar, etc, etc.

Mi posición es muy clara: Apoyo la revocatoria a uno de los peores alcaldes de la historia capitalina.

Usted, saque sus conclusiones.


Los invito a seguirme en Twitter @Josegacel

7 comentarios:

  1. pues la verdad me parece muy apresurado, lo ke dice samuel en la entrevista con yamid es totalmente cierto....los medios uribistas le cayeron encima, y la gente se esta dejando llevar.

    hay ke esperar mas tiempo, el primer año de todos los alcaldes ha sido malo. acaso no se acuerda de como fue con peñalosa? a ese tipo lo rekete odiaban!! se acuerda de los pobrisimos moñitos ke puso en navidad?

    aun asi, samuel ha hecho cosas buenas...lo de la educacion gratuita es formidable! el aumento en salud es muy bueno, lo ke pasa es ke eso no lo muestran los medios.....

    y sobre los trancones...bah! la gente es muy estupida! critican y critican al alcalde, pero siguen comprando carros..hay familias ke teienen 3 y hasta 4 carros, en los ke cada uno va por su lado y van en carro hasta para comprar el pan y la leche!

    a samuel lo eligieron los ricos porke él en campaña dijo ke no seria "enemigo del carro particular"...y aca estan las consecuencias...un millon y medio de carros!!

    ahora los mismos estupidos ricos cojen como argumento ke es del polo pa caerle encima...y sigan comprando carros!! de todas maneras ya empezaron las obras pa ampliar la autopista, la 13 y la fase lll de transmi, claro! alguna vaina se inventaran pa caerle por esto...

    MAURICIO FAJARDO

    ResponderEliminar
  2. Si recordamos con poco cariño los moños navideños. Lo increíble con Samuel Moreno y su entrevista a Yamid es que juegue el papel de víctima, en lugar de tomar decisiones, que es lo que buscarían los que usted denomina medios uribistas. En un año claro que es apresurado tomar decisiones, pero para algo hizo una estrategia de campaña. Ahora, dudo mucho que los ricos fueran los electores de Samuel, teniendo en cuenta la amplia población de estratos bajos que apoyó las políticas sociales de Lucho Garzón y busca más de eso. Vamos a ver cómo le sigue yendo a Samuel con sus publicitadas obras, pero por lo pronto la revocatoria sigue en marcha. Un saludo y gracias por su opinión señor Mauricio Fajardo.

    ResponderEliminar
  3. Cielo Andrea Bernal26 de enero de 2009, 10:28

    Yo si estoy desesperada con la inseguridad, los trancones, la falta de un servicio de transporte público de calidad donde se cuente con seguridad, digame donde tengo que firmar, yo estoy dispuesta a ir a buscar la firmas si es necesario. Pero ya no mas Samuel!!

    ResponderEliminar
  4. Lo que me parece mas increible es que el señor SAMUEL esta haciendo todo lo contrario de lo que prometio en campaña y aun lo siguen defendiendo, si la gente no quiere aceptar que se equivoco eligiendolo, o rlo menos deberian apoyar su revocatoria y ser responsables con Bogota.

    ResponderEliminar
  5. ah! y se me olvidaba...el problema de la seguridad tiene mucho ke ver con la situacion actual del pais...cada vez con mas desplazados llegando a al ciudad, ademas de grupos de "reinsertados" ke llegan a delinkir con el patrocinio del gobierno...obviamente las autoridades han actuado con ineptitud frente al tema...

    pero a lo ke voy es a ke tomemos un poco mas de conciencia..porke somos una sociedad muy dada a señalar culpables por todo, sabiendo ke todos podemos contribuir a mejorar, especialmente con lo de la movilidad.

    y vuelvo e insisto, por ke nadie habla de lo ke se ha hecho en salud y educacion?? por primera vez en la historia veo en noticias ke sobran cupos escolares en los colegios de bogota...

    estoy casi seguro ke si samuel fuera uribista...no habria campaña para revocarlo...con la misma gestion ke lleva hasta ahora.

    MAURICIO FAJARDO

    ResponderEliminar
  6. Uy si eso yo no vivo en Bogota, pero me parece re mal lo que esta haciendo Samuel Moreno,

    ResponderEliminar
  7. Ya existen modernos, novedosos e inteligentes sistemas de transporte público masivo limpio, para solucionar los problemas de congestión y contaminación en las grandes ciudades, y son más económicos y eficientes que los sistemas convencionales.
    Las medidas restrictivas como el "pico y placa" son incapacidad administrativa.
    A nivel del piso no es posible solucionar los problemas de la congestión vehícular.
    Consultar: http://www.sistracsa.com/presentacion.doc
    E- mail: martinjaramilloperez@gmail.com
    tranxrail@gmail.com

    ResponderEliminar

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.