19 de enero de 2009

Guerra del centavo en carretera


Todos los días me movilizo en flota, o bus intermunicipal, para llegar a la Universidad de La Sabana, así como muchos otros estudiantes y miles de personas que viven en los municipios cercanos al norte de Bogotá. En esta ocasión escribo sobre la peligrosa competencia entre conductores para obtener pasajeros en la Autopista Norte.
En la imagen, tomada al interior del bus de Flota Zipa número 007 de placas SKM 577 con destino a Zipaquirá, el indicador de velocidad está en "04", no propiamente porque el bus iba a cuatro kilómetros por hora, éste iba a 104 kilómetros por hora.

Justamente, eso sucedió en el sector de "El Buda", en la calle 238, cuando la Autopista Norte culmina para entrar en la concesión Devinorte. Es bien conocido que ese sector cuenta con muchos altibajos, lo cual no le importó al conductor para ir a 104 km/h y rebasar por la izquierda a un bus de Transportes Alianza, también con destino a la ciudad de la Sal.

Supuestamente, según la Ley 1239 de 2008, aprobada por el gobierno nacional, se aumentaron los límites de velocidad en carretera y en las áreas urbanas (120 y 80), no obstante estos aún no han sido reglamentados por el Ministerio de Transporte, así como no se ha tenido en cuenta al transporte público dentro de esta medida.

Por el momento, nadie se ha dado por enterado del peligro que corren miles de personas con la alta velocidad de los buses intermunicipales, sumado al mal estado de algunas vías (como la Autopista Norte en el perímetro urbano de Bogotá), y a la imprudencia de conductores como el de Flota Zipa que no le importa ir con 30 personas a bordo y jugar a la 'Guerra del centavo'.


Los invito a seguirme en Twitter @Josegacel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.