9 de enero de 2009

Historia de un accidente

Uno de mis profesores de periodismo, Rodolfo Prada, me dijo una frase que no olvidaré: "uno es periodista todos los días del año". Esto en referencia a que uno como periodista nunca sabe en qué momento pueda encontrarse una historia o algún personaje reconocido.

En esta ocasión presento una historia fotográfica sobre un choque ocurrido en la tarde de hoy, a las 4:30 p.m., en la Avenida Suba frente a la estación de TransMilenio 21 Ángeles. Siendo este uno de tantos choques que ocurren a diario en la ciudad.



El choque involucra a un taxi de placas VDX 512, un vehículo particular (EKM 277) y una moto (BST 48), hay un herido, el conductor de la moto.



El herido, que está tendido en el carril izquierdo de la Avenida Suba, tiene una pierna rota, pero afortunadamente parece que estará bien, no tendrá mayores secuelas después del choque.



Una amplia cantidad de curiosos se agolpa a un costado de la vía para no perder detalle, situación común cada vez que ocurre un accidente de tránsito.



También los curiosos (incluyendome) se ubican en el puente peatonal metálico de la estación 21 Ángeles. Cabe anotar que me hice en las escaleras, aunque una aglomeración de gente sobre un puente de metal puede llegar a ser peligroso.



La policía detiene el tráfico de la avenida principal para ingresar a Suba con el fin de tomar los datos necesarios del accidente.



La consecuencia inmediata del trabajo policíaco es el trancón sobre la Avenida Suba. De igual manera el tráfico se puso lento porque nadie quería perderse el acontecimiento en la vía.



Mientras tanto el herido aún sigue en el piso, y está siendo preparado para irse en camilla a la ambulancia. Sin dudas su imprudencia le salió cara al movilizarse por el carril rápido de la Avenida Suba.



Está listo nuestro amigo el herido para ser llevado a la ambulancia y a un centro asistencial cercano.



Aunque el tráfico es sustancialmente lento, los paramédicos se ven obligados a arriesgar sus vidas y la del paciente para llevarlo a la ambulancia por la parte trasera. No hubo ayuda con el desvío del tráfico, todo fue 'calculando'.



Cinco minutos pasaron y otro cierre de la Avenida Suba para que los vehículos implicados en el accidente se cambiaran al otro lado de la vía. Lo curioso es que la ambulancia no se ha ido a un hospital con el herido. Parece que las consecuencias son menos graves de lo incicialmente presupuestado.



La normalidad ha regresado, pero como ocurre tradicionalmente después de un accidente, nadie recoge los trozos de la moto, los cuales pueden ser una trampa mortal para otro accidente vehícular.

1 comentario:

  1. Hola! Muy bueno el reportaje, y eso es cierto...uno es periodista los 365 días del año. Gracas a la tecnología ya hay lugares para contar todo lo que acontece a nuestro alrededor. Me gustó mucho.

    ResponderEliminar

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.