3 de enero de 2009

Una lección aprendida


Sentí un déjà vu cuando en el noticiero de RCN hoy a mediodía se anunció con bombos y platillos la llegada de Rubén Darío Bustos como nuevo jugador de Millonarios. Esa sensación tiene que ver con lo ocurrido hace un año en el equipo 'Embajador'.

Los colombianos somos de memoria muy mala, pero si recuerdo cuando hace un año Millonarios anunciaba la posibilidad de los delanteros argentinos Luciano Leguizamón y Ezequiel Maggiolo como refuerzos para el 2008.

Como las negociaciones no llegaron a buen término, Millonarios optó por otro jugador de calidad. El 22 de enero del año pasado fue anunciado con pólvora, tambores y trompetas, la llegada del goleador mundial de 2004, Patricio 'Pato' Galaz.

Mientras todo ello sucedía, cuando el presidente 'Azul' Juan Carlos López prometía la llegada de la estrella 14 al equipo bogotano, el delantero chileno incumplió a los directivos por presuntos problemas de seguridad, lo cual desató una auténtica tormenta por parte del técnico Mario Vanemerak.

Como algunos sectores del periodismo, no me atrevo a injuriar a nadie, simplemente recuerdo que hace un año hubo muchas promesas y el resultado fue nefasto. En aquella época trabajaba para Futbolred (cuando aún era un medio independiente), y pude seguir al paso el caso Galaz, así como la cantidad de promesas fallidas que obligaron al presidente López a optar por el silencio.

Tiempo presente

Hasta el momento solo está confirmado el argentino Carlos Marinelli como refuerzo, mientras que otros jugadores ya han salido, destacándose Andrés Pérez.

De regreso a Rubén Darío Bustos, sería de ignorantes negar que es un gran futbolista, con excelente pegada en los tiros libres, y que como lateral derecho es un excelente jugador. Por otro lado, hay que recordar que no juega hace muchos meses, y habría que tenerle paciencia en su regreso al fútbol activo.

La lección aprendida está en que así como RCN soltó las 'campanas al vuelo', como periodistas debemos ser ser prudentes para no ilusionar en vano, y que no sucedan casos como el de Galaz. Y no quiero decir que Bustos sea mala persona, para nada. Simplemente, es sano hacer un llamado a los hinchas, y al periodismo, para que no den las cosas por descontado hasta que el jugador no comience a entrenar con el club.

Que sea bienvenido Rubén Darío Bustos a Bogotá y a Millonarios, si se termina de concretar el traspaso. De antemano, todos los éxitos del mundo y los colombianos esperamos que recupere su nivel para la Selección.

4 comentarios:

  1. LOPEZ, VETE A VENDER PERROS CALIENTES EN LA SEPTIMA CON 26!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente blog!!! La misma historia de todos los años! Es que no aprenden?! Los mal llamados "Directivos" les anuncian jugadores de renombre y siempre terminan trayendo porquerías!!! Y la hinchada feliz con los habituales "Huy del putas", "En serio?!", ETC... Qué tristeza...

    ResponderEliminar
  3. BUSTOS, NO VAYAS A COMETER ESE ERROR TAN GRANDE EN TU CARRERA DEPORTIVA... EN ESTE EQUIPO TE ESTANCAS Y TE TERMINAN LA CARRERA.... QUEDATE EN BRASIL O VENI A TU CASA, DE DONDE ERES HINCHA(LA MECHA)... AQUI SI SE PELEAN COSAS IMPORTANTES

    ResponderEliminar
  4. La reestructuraciòn de Millonarios tiene que ser completa, desde el presidente hacia abajo, da grima ver a los equipos de la capital, ya màs de una generaciòn NO los ha visto salir campeones.

    ResponderEliminar

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.