6 de marzo de 2009

¿Qué hacer con las barras bravas?


Hablemos a calzón quitado. Los hechos recientes y cada vez más frecuentes de violencia han demostrado que las denominadas barras bravas se han convertido más en un problema que en parte del espectáculo del balón en Colombia. No obstante, hay que buscar soluciones más allá que el simple uso de la fuerza.

No fue gratis que el año pasado en el Congreso de la República fuera llevado un proyecto de ley, el cual fue aprobado, para controlar y reforzar el poder coercitivo en contra de estos grupos de jóvenes. No pienso caer en la falacia de generalidad de decir que todos los hinchas son delincuentes como hace en varias ocasiones la prensa colombiana.

Lo que hay que decir con toda claridad es que para apoyar a un equipo de fútbol, sea Nacional, Millonarios, América, Caldas, Junior, etc., no es necesario ni valido usar la violencia, entendiéndose por ella la agresión física o verbal. Hay que entender al apoyo dentro de un marco de respeto por los integrantes del club hasta donde sea posible, y de tolerancia por los aficionados al fútbol que piensen distinto.

Por ello, es completamente reprochable que un grupo de muchachos vaya al entrenamiento de un equipo de fútbol a presionar a los jugadores para que obtengan un determinado resultado, así cómo sucedió ayer en Medellín y Bogotá con Atlético Nacional y Millonarios, dos de los clubes que tienen más rivalidad en el fútbol colombiano.

Mucha razón tiene el arquero de Millonarios Oscar Córdoba al decir que en buena parte es culpa de los medios de comunicación e información la proliferación de las barras bravas, así como de los mismos clubes que le dan "rienda suelta" a esas situaciones. Añadiendo a la opinión del golero 'Embajador' hace falta decir que así cómo no todos los barras son violentos, existen algunos que si lo son.

Muchos de los integrantes (no todos) de barras como Los del Sur, Barón Rojo, Comandos Azules, Rexixtenxia Norte, La Guardia Albi-Roja Sur, Holocausto Norte, Frente Rojiblanco, entre otras, son jóvenes que pueden tener diversos problemas como drogas, violencia intrafamiliar, bajo o nulo nivel educativo, pocas oportunidades de empleo o de otras formas de entretenimiento.

Aunque suene utópico, algo más hay que hacer para que las barras bravas dejen de ser un problema, para que su existencia se limite a aportar al espectáculo y no ser más un problema social. Esta debe ser una iniciativa de todos, comenzando por las directivas de los clubes, y con el apoyo que debe ser incondicional por parte de los líderes de opinión dentro del periodismo deportivo, para que así estos jóvenes encuentren en el fútbol un entretenimiento mientras sacan adelante su proyecto de vida.

Los invito a seguirme en Twitter @Josegacel

2 comentarios:

  1. Buenas tardes,

    La verdad hago parte de la barra mas grande del pais, me siento orgulloso de serlo pero en ocasiones apenado por lo que usted exactamente comenta, no tomos somos delincuentes, mis ideologias son diferentes, trato de crear un buen ambiente con la gente que trato pero en ocasiones es imposible. No le veo razon a peliar o hacernos matar por un color, me parece lo mas irrazonable que puede hacer una persona. Ojala todos pensaran en sus familias, amigos o cualquier persona que le tenga aprecio. No los dejen solos, piensen que despues de que pasen los 90 minutos a todos y cada uno de nosotros nos estan esperando. Me uno con las personas que me hayan la razon e igualmente a las campañas que se realizen para que esto cambie. Cualquier cosa con todo gusto me puede escribir al correo, me interesan sus articulos. francisco_j84@hotmail.com.
    Unos basan sus alegrias en nuestras tristezas, nosotros nos basamos en nuestras glorias.
    En las buenas y en las malas siempre Pte.

    ResponderEliminar
  2. Les escribe una persona que andaba en muy malos pasos cuando era un adolescente, me fui al ejercito y ahora soy otro tengo mi familia, mi negocio y soy util a la sociedad.En conclusion lo que quiero decir que para mi la solucion es que vuelva el servicio militar obligatorio por desde que lo quitaron si una analiza las estadisticas es cuando aumento el pandillaje y que no sea desde los 18 años por que ahi uno ya tiene un DNI, ya esta formado, ya es un mayor de edad deberia ser desde los diecisiete años ya que el requisito para sacar su DNI es pisar un cuartel y sacar nuevamente la libreta militar que la habian anulado espero que alguien tome en cuenta lo que opino gracias .jhonzp@hotmail.com

    ResponderEliminar

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.