4 de marzo de 2009

Segunda edición del fracaso


Este miércoles dará su patada inicial la segunda edición de la nueva etapa de la Copa Colombia. Por más que el torneo cuente con el apoyo de la empresa privada y el espaldarazo de todos los clubes profesionales, el torneo no es siquiera cercano al verdadero nivel de una copa nacional.

El sistema de competencia, el cual incluye a los 36 equipos de la Primera y Segunda división distribuídos en seis grupos regionales, nuevamente fue ratificado sin que se hiciera mayor ruido en ello, lo cual será de nuevo un error que afecta el espectáculo.

En este blog explícitamente se criticó toda la estructura de la Copa Colombia. el sistema de juego y la poca visibilidad por parte de los medios gracias al pobre nivel futbolístico y el extenso desarrollo de la primera fase, además de otros errores sin sentido.

Expectativas

Ya que la decisión de los dirigentes del fútbol y la empresa privada es darle continunidad a un sistema de juego sin sentido y equivocado, la única expectativa que genera el torneo es que por lo menos los clubes se lo tomen en serio.

Desafortunadamente esto es una utopía, ya que la Copa Colombia será un castigo para los jugadores que no rindan en los torneos A y B, y una especie de oportunidad de fogueo para jugadores jovenes, lo cual es bueno pero que al mismo tiempo le quita interés al torneo por parte de clubes, aficionados y periodistas.

"Soldado advertido no muere en guerra", dice el refrán. Pero este año los soldados dirigentes de la Dimayor morirán nuevamente, y será seguro que en octubre y noviembre hablemos de nuevo de equipos como Once Caldas, que intenten salvar el año con la conquista de la Copa Colombia y el cupo a la Copa Sudamericana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.