28 de junio de 2009

La jerarquía aún existe en el fútbol



Foto: Globoesporte

Aquel concepto que pone en duda la superioridad de los denominados equipos "grandes" fue derribado luego de la victoria de Brasil 3-2 sobre Estados Unidos en la final de la Copa FIFA Confederaciones. Pese a su derrota los norteamericanos dejaron una muy buena imagen y Brasil ratificó por qué es y será el eterno favorito en el fútbol.

El 'soccer' se enfrentaba al 'futebol', no al jogo bonito que hace muchos años no se ve en la Selección de Brasil. Estados Unidos, después de haber derribado al gigante español jugaba su primera final en un torneo de la FIFA. Brasil quería su tercer campeonato de las Confederaciones, pero más allá del eventual logro, Dunga debía una vez más mostrar por qué debe seguir siendo el técnico de la 'Verdeamarela'

Estados Unidos supo imponer su veloz y peligroso ataque en un partido de ida y vuelta durante los primeros 30 minutos. Clint Dempsey, con un remate mordido y Landon Donovan, finalizando un excelente contraataque, tenían a los estadounidenses soñando despiertos con el título..

Brasil atacó por todas las formas desde entonces, intentando vulnerar la portería defendida por Tim Howard. Estados Unidos se mantuvo dentro del partido hasta el término de la primera etapa, porque en el segundo tiempo del partido Brasil fue un monologo de ataque.

Luís Fabiano, con su gol al primer minuto de la etapa complementaría puso en aprietos a los 'Yanquis' que nunca tuvieron una reacción clara para revertir lo que se les venía encima. Los ataques no cesaron, de izquierda a derecha. En una jugada de ese estilo, llegó el empate luego de un tiro en el palo de Robinho que remató de cabeza Luís Fabiano. Diez minutos después, a los 83, Lucio, de cabeza, le dio el 3-2 final a Brasil y así el título de la Copa Confederaciones.

La jerarquía

La jerarquía brasileña se mide frente a Estados Unidos, no sólo por la calidad de sus jugadores (Robinho, Kaká, Luís Fabiano, Lucio, entre otros), también por la capacidad de sacar el talento individual y colectivo en los momentos decisivos. Eso es lo que, en mi opinión, marca el principio básico de la jerarquía.

Por supuesto, los cinco títulos mundiales de Brasil frente a un fútbol en desarrollo como el estadounidense, también marca la diferencia, lo que se llama comúnmente el "peso de la camiseta". Cabe decir, que el peso de la camiseta de poco sirve si no hay jugadores de calidad, lo cual no ocurre en Brasil, tierra del fútbol por excelencia.

Estados Unidos logró mucho en la Copa Confederaciones, con un equipo que no tiene prácticamente nada que ver con la Major League Soccer. Bob Bradley y su equipo parten satisfechos de Sudáfrica hacia su país para buscar su quinto título en la Copa de Oro de la Concacaf, para consolidarse como la gran potencia futbolística de la región de Norteamérica, Centroamérica y El Caribe.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.