31 de julio de 2009

Colombia y la Libertadores femenina



Foto: El Tiempo

Es una realidad que el fútbol femenino es una disciplina en desarrollo a nivel mundial, y en Sudamérica hay voluntad para el crecimiento de la práctica de este deporte. La creación de la Copa Libertadores femenina es una oportunidad muy grande para la promoción de este deporte en nuestra región. Lo preocupante es que en Colombia no se le ha dado relevancia a este acontecimiento.

24 de julio de 2009

Yo no le creo a Samuel Moreno


Tuve la oportunidad de ver la entrevista de la directora de Noticias RCN, Clara Elvira Ospina, al Alcalde de Bogotá Samuel Moreno. Dentro de las respuestas, me sorprendió que Samuel fuera tan enfático en decir que privilegia el interés general, el bienestar de todos los ciudadanos. ¿Acaso lo que se busca en la política no es el bien común?

Homónimo juniorista



Foto: Diez.hn
Partido entre El Atlético Junior (blanco) y el Necaxa de Tegucigalpa.

En mi tiempo libre navego en la red mirando fútbol internacional. Pero lo que encontré resulta tan increíble como cierto. Les presento al Atlético Junior de la Liga de Ascenso de Honduras, un club que no tiene tanta historia como su homónimo colombiano, pero vale la pena contarla.

22 de julio de 2009

Refuerzo de antaño



Foto: Revista Cambio

América de Cali, uno de los dos clubes con más títulos en Colombia, confirmó en las últimas horas a su nuevo refuerzo: el goleador Antony de Ávila. No es un chiste, ni una broma, ni se adelantó el día de los Santos Inocentes. El 'Pitufo' con 45 años y siete meses cumplidos será el futbolista más viejo en jugar profesionalmente en nuestro país.

16 de julio de 2009

Datos de la final de Libertadores



Foto: ABC Color

A continuación le ofrezco a los lectores de El Castillo una serie de datos acerca de la final de la Copa Libertadores 2009, en la que Estudiantes de La Plata superó 2-1 a Cruzeiro de Belo Horizonte.

14 de julio de 2009

Mundial desordenado


Imagen: Concepción artística propia, basada en la plantilla de FIFA para las Copas del Mundo Sub-20.

Faltan dos años para que en algún estadio de Colombia se dé el pitazo inicial de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. Con ese lapso de tiempo, y un año después que la FIFA le diera al país la responsabilidad de organizar el torneo, es poco lo que se ha hecho y mucho lo que se ha hablado. El desorden es, hasta el momento, la característica del proyecto mundialista.

La noticia de los últimos días fue la exclusión de las ciudades de Cartagena de Indias y Cali como subsedes del campeonato. El escándalo ha sido de marca mayor por parte de las ciudades que merecen, como muchas otras, recibir el mundial.

Pero el desorden del Mundial en Colombia fue manifiesto por el mismo presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, quien manifestó al diario El Tiempo que las obras estarán sobre el límite de tiempo. Que apenas se estaba en la etapa de planos y proyectos a aprobar por planeación nacional, promesas, promesas y promesas...

La economía colombiana está en recesión y el gobierno mediático de Álvaro Uribe no previó esa situación antes de pedir la sede de este mundial, mucho menos cuando el país intentó quitarle a Brasil la sede del Mundial de mayores del 2014. Claro, no sería nada bueno para el país que salgamos con las mismas excusas baratas de Belisario Betancur para renunciar a la sede del Mundial de 1986, pero como van las cosas para allá vamos.

Las sedes

El mayor desorden está en las sedes. ¿Acaso no sería feliz Joseph Blatter y los invitados de FIFA en las playas de Cartagena? La 'Heroica' es un arma de doble filo, por su atractivo turístico importante, pero también por su extrema pobreza que en últimas nunca es apreciada por los visitantes extranjeros, poco más por los propios colombianos.

Cali, la "capital deportiva de Colombia" según el periodista deportivo Óscar Rentería Jiménez, debe ser sede, pero entre el estadio del Deportivo Cali (a medio terminar y en el municipio de Palmira) y el Olímpico Pascual Guerrero (totalmente acabado e inseguro) no se saca un estadio decente para un Mundial.

Pero el colmo, en mi opinión, es que el Mundial vaya a las ciudades de Pereira y Armenia. Sí, el atractivo del Eje Cafetero está de por medio, pero la afición futbolística en esas ciudades es escasa, y se comprueba cada vez que allá se juega el campeonato colombiano. ¿Por qué se dejó por fuera a Cúcuta del Mundial, siendo una plaza con promedio de 20 mil espectadores por partido? Inentendible.

Saliendo del asunto regionalista y ridículo de cuáles son las sedes o si Medellín le quitará a Bogotá la sede principal del torneo (igual de inverosímil), Colombia está muy floja en infraestructura de transporte interno (carreteras y aeropuertos) y local (transporte masivo).

Colombia no se puede dar el lujo de perder otra vez la sede de un Mundial, pero con lo que ha pasado para allá vamos, porque plata no hay y mucho menos unidad para hacer el campeonato. Menos mal que esta vez el país no quedará mal por la guerrilla, será por algo peor: la desorganización nuestra. Yo quiero un gran Mundial en mi país, estamos a tiempo de corregir el rumbo.

12 de julio de 2009

¿Se va a acabar el Unión Magdalena?


Poco se ha hablado del tema, pero es bueno ahora, que aún hay tiempo, de promover una campaña para salvar a uno de los equipos históricos del fútbol colombiano, el Unión Magdalena. No obstante, el objetivo será dificil de conseguir debido a los intereses e impulsos que hay para llevarse al 'Ciclón' al municipio de Ocaña, Norte de Santander.

Desde hace algún tiempo es sabido que el Unión Magdalena tiene un convenio de cooperación de jugadores con el Cúcuta Deportivo, así como sucede con otros equipos de la Primera B como Millonarios con Alianza Petrolera, Junior con Barranquilla F.C., entre otros.

Fue el pasado mes de junio, en marco de la asamblea de clubes de la Primera B de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), cuando se reveló lo que sería el futuro del Unión Magdalena: ser adquirido por unos empresarios del Norte de Santander que adquirirían la ficha y se llevarían al club a Ocaña y renombrarlo como el Unón Cúcuta-Ocaña.

Coincidencia o no, es curioso que esté de pormedio el convenio de jugadores entre el Unión y el Cúucta, pero más curioso resulte que hoy el periodista de Caracol Radio Jair Mosquera Di Perea diga en el Carrusel Deportivo que "si Dios quiere en el 2010 el Unión Magdalena se irá a jugar a Ocaña".

Pero aparte de lo anterior, no es que sea malo un futuro traslado del Unión, que no sería ningún traslado. Sería la desaparición de la tradición futbolística samaria que está vigente desde 1951, con la fundación del desaparecido Deportivo Samarios. Esa tradición que recuerda el título del Unión en 1968 y muchos jugadores como Carlos 'El Pibe' Valderrama, Alex Didi Valderrama, Luis 'La Puya' Zuleta, y leyendas como la del 'morrito' en el Estadio Eduardo Santos.

Puede que la Dimayor haya puesto 200 millones de pesos para ayudar al 'Ciclón Bananero', pero la Primera B será el cementerio del Unión Magdalena si no se detiene la reacción en cadena que sucede actualmente con el club de Santa Marta.

1. El equipo no da resultados deportivos, que lo tienen en la "B" desde el 2005. 2. Los patrocinadores privados y del estado no se interesan en el club. 3. Sin dinero no hay nuevas contrataciones ni forma de mejorar el equipo. 4. La gente no se interesa en el equipo que sólo causa penas desde hace cuatro años.

Cuando alguna de esas causas se corte se podría pensar realmente en la salvación del histórico Unión Magdalena, pero es mucho más cercano que aparezca en enero de 2010 el nuevo Unión Cúcuta-Ocaña.

¿Dónde está el futuro de la "B"?

Es triste ver cómo la Primera B es un gran panteón del fútbol colombiano. Lejos de salir figuras y equipos competitivos se ve como existen muchis círculos viciosos, de traslados de equipos a diferentes ciudades y la aparición de muchos ex futbolistas como refuerzos en varios clubes de la categoría. Ejemplos de ello son Víctor Bonilla, Walter Escobar, Hugo Arrieta y Henry Zambrano, entre otros.

Más triste aún es que ahora Ocaña se suma al departamento del Casanare, regiones que tienen un afán terrible de tener un equipo en la segunda categoría del fútbol colombiano. Hasta en organización vamos mal, desde que se acabó el ascenso y descenso deportivo de la Primera C y la Primera B por el desorden que significa la Difutbol y la Dimayor para organizar y diferenciar al fútbol profesional y aficionado.

Cuando haya orden en los clubes de fútbol podremos ver equipos de muchas regiones en el país sin que anden sonsacando las fichas a otras ciudades que tienen derecho a tener el entretenimiento del fútbol profesional para su gente. Lástima, eso ya es ser ilusos, tanto como esperar que los clubes de la B y la C sobrevivan y puedan al menos pagar salarios y seguridad social al día. Por encima de todo los futbolistas son seres humanos, pero eso ya es otra historia.

1 de julio de 2009

"Investigaciones exhaustivas" en el fútbol colombiano



Foto: Otra Prensa

Por lo menos me ruboricé y me indigné al ver un artíuculo publicado en el portal de Terra, en el cual el hijo del narcotraficante Gilberto Rodríguez Orejuela admite que fueron comprados varios títulos del fútbol Colombiano para el América de Cali. Esto ya no es noticia nueva, por decirlo así, pero ¿qué ha pasado con aquellas investigaciones exhaustivas relacionadas con delitos alrededor del fútbol colombiano?

Sin dudas la respuesta es clara: no ha pasado absolutamente nada. Han sido muchos los casos en los cuales se han anunciado investigaciones, y otros en los cuales, la impunidad ha reinado, como lo fue en el caso del asesinato del árbitro Álvaro Ortega en la ciudad de Medellín en noviembre de 1989.

Justamente, en las últimas semanas, el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, afirmó al prestigioso periodista Yamid Amat, que había varias investigaciones en curso acerca de casos de corrupción en la Primera B y la Copa Mustang. Por ello entró en el ojo del huracán al árbitro Sebastián Valencia, del partido Once Caldas vs Boyacá Chicó por las semifinales del Apertura 2009, además que se escandalizara al presidente del club Valledupar.

Recientemente, el cuestionado árbitro Hernando Buitrago denunció un intento de soborno para favorecer al Itagüí en la final contra el Cortuluá. Al menos ahí pasó algo, el presidente del club antioqueño fue sancionado por cuatro meses, causando la indignación del dirigente, sabiendo que no va a pasar nada más que eso.

¿Qué nos pasa?

Mirando hacia el pasado, y si realmente se investigara la influencia de las mafias de apostadores, y del narcotrafico en el fútbol colombiano, entendida por lo que menciona Fernando Rodríguez Mondragón como las relaciones Gilberto Rodríguez Orejuela - América de Cali, Pablo Escobar - Atlético Nacional y Gonzalo Rodríguez Gacha - Millonarios, habría mucha tela para cortar y seguramente esos y otros clubes perderían varios títulos como le ocurrió a la Juventus en Italia debido al famoso caso del Moggigate.

En mi opinión, desde este humilde blog, las investigaciones contra las mafias de apostadores o contra el narcotrafico no han prosperado en los últimos 30 años debido a dos posibilidades que veo bastante claras:

1. La falta de voluntad política por parte de los organismos de investigación y control deportivos y del estado (Coldeportes, Federación de Fútbol, Fiscalía).

2. El miedo a que se descubra lo que parece ser un secreto a voces: que el fútbol colombiano ha estado y aún está enldodado por fuerzas oscuras (llámense como se llamen).

Por lo pronto, mientras el 'hijo del ajedrecista' revela descaradamente como hubo fueron comprados varios títulos para el América de Cali, seguiremos esperando que pasa con casos como las presuntas amenazas de muerte contra jugadores del Deportes Tolima por parte del Envigado Fútbol Club; los presuntos casos de corrupción en clubes como Valledupar, Itagüí, Independiente Medellín, etc, etc; así como llevamos 19 años y ocho meses esperando a que se esclarezca la muerte de Álvaro Ortega.

También nos quedaremos esperando eternamente a que personajes del fútbol como Eduardo Pimentel, que afirman tener pruebas sobre la corrupción reinante en nuestro balompié, se atrevan a decir lo que saben, con las pruebas que dicen tener ante las autoridades.

Los invito a seguirme en Twitter @Josegacel
Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.