14 de agosto de 2009

¿Existe el clásico colombiano?


Países con amplia tradicion futbolística como España, Argentina, México y Uruguay, entre otros, tienen su propio clásico nacional. En Colombia ya existe un debate en los foros y comentarios de internet sobre la existencia del clásico de fútbol de nuestro país, situación que intentaré dilucidar en los siguientes párrafos.
Países con amplia tradicion futbolística como España, Argentina, México y Uruguay, entre otros, tienen su propio clásico nacional. En Colombia ya existe un debate en los foros y comentarios de internet sobre la existencia del clásico de fútbol de nuestro país, situación que intentaré dilucidar en los siguientes párrafos.

Para que haya un derbi nacional debe haber un sentido nacionalista amplio, primer obstáculo para la existencia de un clásico en Colombia. Repasando libros de historia, siempre se ha hablado que en nuestro país hay múltiples culturas y regionalismos, lo cual es parte de lo único que es nuestra nación.

En mi humilde opinión, la existencia de un sólo clásico colombiano es imposible, porque éste debería representar las culturas más importantes del país, como los costeños, paisas, rolos, vallunos y santandereanos, por mencionar algunos. Sí se puede hablar de clásicos más importantes, dejando la puerta abierta a la subjetividad, ya que estos se diferencian de las rivalidades dentro de las regiones, para ser rivalidades interregionales.

Hoy es la noche previa al clásico 230 entre Millonarios y Atlético Nacional, una de las más importantes rivalidades de Colombia, originada, entre otras causas, por aquel polémico partido de semifinales en la Copa Libertadores 1989, dirigido por el chileno Hernán Silva, junto a la tradicional rivalidad regional de paisas y rolos.

Otra rivalidad importante es la de Atlético Nacional y América de Cali, reconociendo sus éxitos en la Copa Libertadores de América, y por su amplia cantidad de hinchas cada vez que ambos equipos se enfrentan. Finalmente, pero no último, está el clásico con más estrellas, el que enfrenta a los más veces campeón del fútbol colombiano: América de Cali y Millonarios.

¿Equipos grandes?

Empíricamente, partiendo de esas tres rivalidades, se podría hablar de los tres equipos grandes de Colombia, pero eso sería injusto con la historia y otros equipos que se merecen ese adjetivo como el Junior de Barranquilla, Deportivo Cali, Independiente Medellín e Independiente Santa Fe, jutno al Once Caldas que podría incluirse como un grande gracias a su título de Copa Libertadores en 2004.

Por eso, los duelos de las ciudades más importantes del país son los más destacados: el Clásico Paisa, el Clásico Vallecaucano y el Clásico Capitalino. En menor medida está el Clásico Costeño, ya que Junior ha sido el club dominador de esa región, así como el clásico cafetero, protagonizado por tres clubes, pero que tiene más relevancia entre Caldas y Pereira.

Hacer consideraciones de rivalidades y de equipos grandes es tan injusto como las comparaciones, pero de ahí está la riqueza del fútbol, especialmente el nuestro que es tan criticado por periodistas y fanáticos. Hay que rescatar el color de las hinchadas, el placer de hablar de fútbol, siempre dentro de la tolerancia y sin acciones violentas, porque el fútbol es sólo un juego, nada más.


Los invito a seguirme en Twitter @Josegacel

2 comentarios:

  1. BUEN ARTICULO ,NUNCA HABIA LEIDO ESTE BLOG ,LO SEGUIRE DE MAS SEGUIDO

    ResponderEliminar
  2. Yo opino que el superclasico del futbol colombiano es nacional vs millonarios ya que estos se han visto mas las caras desde mucho antes

    ResponderEliminar

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.