29 de agosto de 2009

No al chavismo en Colombia


Por Colombia y Latinoamérica, por el respeto y la libertad, NO MÁS CHÁVEZ

Lo pensé más de dos veces antes de escribir sobre lo sucedido en la cumbre de Unasur, acontecida esta semana en Bariloche, Argentina. Pero en vez de eso, asumiré una posición patriota, porque la dignidad y el futuro de Colombia están siendo amenazados por las pretensiones políticas de Hugo Chávez. Estamos a tiempo de evitarlo.

No es la primera ocasión que en este blog asumo mi posición política. No soy uribista, soy colombiano, nacido en Bogotá y muy orgulloso y feliz con mi país, y respaldo a las instituciones legalmente constituidas del estado presidido por Álvaro Uribe Vélez. No con ello se ocultan las irregularidades que siempre han existido en Colombia y que le han hecho mucho daño, pero primero que todo está la patria.

Nosotros tenemos un conflicto armado que nos desangra cada día, desde hace más de 40 años, y no sería justo agregarle más problemas a nuestro país. Desafortunadamente hay personajes extranjeros que con el fin de extender sus pretensiones personales actúan en detrimento de todos los colombianos.

Lejos de la intención de paz para Colombia, esa de la cual habla el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, lo que busca es mayor desestabilidad para nuestra nación, por medio de su intervencionismo denunciado por el presidente Uribe ante las naciones suramericanas. Esto se ve expresado en primera instancia con la alianza del Partido Socialista Unido de Venezuela con el Polo Democrático Alternativo.

Ya es bien conocido que existe una doble agenda de Chávez, la ley de la zanahoria y el garrote interpretadas por su "apoyo a la paz de Colombia", y su presunta colaboración a la guerrilla de las FARC, sus amenazas de guerra, su movimiento político que busca involucrarse en nuestro país, y en las formas de intervencionismo vistas dentro de su orden de adquirir medios de comunicación colombianos.

Toda ideología es respetable, por supuesto, pero nadie merece que le sea censurado su derecho a la protesta, o que en lugar de recibir educación reciba un claro adoctrinamiento socialista, o que la libertad de prensa sea inexistente. Tampoco es justo ni merecido que la población civil sufra de desabastecimiento de alimentos, o que existan grupos de milicias urbanas de izquierda patrocinadas por el gobierno, en persecución de los opositores. Todo ello sucede en Venezuela, y sería trasladado a Colombia si el chavismo tiene éxito.

Yo creo que los colombianos buenos somos muchos, millones más, y Colombia, a pesar de todo, es una nación muy grande y soberana, que sabrá sortear este nuevo desafío. Esperemos que los políticos sigan firmes en contra de la "revolución bolivariana".

Por último, expreso públicamente mi satisfacción y mi gratitud como colombiano al presidente Uribe por su defensa de la dignidad de nuestro país frente al presidente venezolano Hugo Chávez, en la cumbre de Unasur.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.