7 de octubre de 2009

¡Ilusión ni que nada!



Foto: El Tiempo

Soy colombiano, orgulloso de mi patria, pero prefiero ser realista. Contrario a lo que piensan la mayoría de periodistas deportivos, Colombia jugará por cumplir con el calendario frente a Chile y Paraguay en los dos últimos partidos de eliminatoria a Sudáfrica 2010, porque a pesar de la opción matemática de jugar el mundial, nuestro fútbol no llega a ese nivel.
Como buenos colombianos hacemos la del estudiante mediocre: "dejar todo para la última hora". Nadie es perfecto, y nadie puede negar que ha dejado cosas para el último minuto. En ocasiones puede funcionar la búsqueda tardía de un objetivo si existe talento propio de por medio (más no suerte). En el caso de la Selección Colombia lamentablemente no, y explicaré por qué.

El sistema actual de eliminatorias sudamericanas al Mundial de Fútbol premia a los buenos procesos con los primeros tres o cuatro cupos, dejando a equipos de segundo nivel a pelear por el cuarto y quinto lugar, o repesca. Colombia en la tabla es octavo con 20 puntos, apenas superando a Bolivia y Perú, a dos puntos del quinto (Argentina) y tres del cuarto (Ecuador).

Esa situación mediocre de nuestro fútbol se vive desde el ciclo de Jorge Luis Pinto (si no de mucho antes), que duró un año más luego de la vergonzosa participación en la Copa América 2007 y la humillante goleada en Santiago de Chile. Coherente con lo que pienso, respaldé en su momento la continuidad de Eduardo Lara como seleccionador nacional, pero debo ser claro al decir que estos deben ser los últimos dos partidos de él como técnico de la 'Tricolor'.

El trabajo grupal nunca fue constante, hubo convocatorias equivocadas y partidos mal planteados. Más de cien jugadores vistieron la camiseta de la selección, muchos de ellos quizás no vuelvan a jugar con nuestro país. Sin embargo, en la etapa final, dirigida por Lara, se optó por la experiencia y liderazgo que traen Mario Alberto Yepes e Iván Ramiro Córdoba, liderazgo que no sirvió de nada en el verdadero partido clave, para al menos hacer bien la tarea del estudiante mediocre, la derrota 3-1 contra Uruguay.

Aparte de lo anterior está el gravísimo problema de goles que existe en el combinado nacional. Los medios trataron muy mal a Juan Pablo Ángel, y cuando buscaron reivindicarse con él porque estuvo haciendo goles en Estados Unidos no fue convocado. Esto se debió al juicio a priori que certifica la superioridad del fútbol colombiano sobre el estadounidense (lo dudo mucho).

Por supuesto, hoy existe talento goleador, están Jackson Martínez con sus 11 goles en el Torneo Finalización, Teófilo Gutiérrez con sus 25 goles en el año y los ocho tantos en nueve partidos de Falcao García con el Porto. El problema con ellos y otros delanteros que han pasado en el equipo nacional, como Dayro Moreno, Hugo Rodallega, Wason Rentería, entre otros, es que ocasionalmente les llega el balón, complicándose así su trabajo de hacer goles.

Teniendo en cuenta lo anterior se resumirían los grandes factores que tienen al fútbol colombiano sumido en el peor momento de su historia en los últimos 25 años: falta de liderazgo, experiencia, preparación mental, técnica y física, así como las malas decisiones tomadas por Pinto y Lara en sus momentos.

¿Qué se debería esperar?

Contrario a lo que afirman jugadores, cuerpo técnico y sobre todo, los medios, que quieren enceguecer al público haciendo creer que existe opción para jugar al menos la repesca contra el quinto de CONCACAF, se puede esperar una participación decorosa, es decir, un triunfo y un empate o dos empates frente a Chile y Paraguay.

Es triste leer cómo muchos se rasgan las vestiduras porque apenas se han vendido poco más de 9.000 boletas para el 'partido clave' contra Chile del próximo sábado 10 de octubre en Medellín. Los medios de comunicación no deberían prestarse a lo que desean los directivos de la Federación Colombiana de Fútbol, que son buenas personas porque las he tratado personalmente, pero en el proceso de Sudáfrica 2010 fracasaron rotundamente.

Que a nadie se le olvide que Luis Bedoya ofreció renunciar junto al comité directivo de la Federación si el equipo no clasificaba al mundial, pero desafortunadamente el presidente de Colfútbol fue contagiado por el virus reeleccionista que afecta la política colombiana, y por lo visto, también a la dirigencia deportiva.

El camino a Brasil 2014 sí es posible, pero eso será otro tema a tratar ampliamente en este blog donde se opina con libertad, de la manera más respetuosa posible y sin compromiso.

3 comentarios:

  1. De acuerdo. Podemos tener goleadores con numeros prometedores, pero el resto del equipo?
    Además, qué experiencia van a aportar los Córdoba, Yépez, etc al equipo? la de no clasificar a dos mundiales seguidos sufriendo, como hoy, hasta el último minuto del último partido.
    Me parece que el problema va más allá del nombre o la nacionalidad del técnico, es algo de mentalidad en los jugadores que si no empezamos a cultivar hoy en los más jóvenes esto de ver el mundial por televisión se nos va a convertir en una costumbre

    ResponderEliminar
  2. me parece que el problema del periodismo aca es justamente el pesimismo. a pesar de que nuestras posibilidades son casi inexistentes, el futbol nunca debe ser de aspectos negativos sino de reforzar un pensamiento positivo y alegre en la gente. Las posibilidades están y lo que se debería hacer es darle un toque positivo a nuestro futbol y a nuestro pensamiento. Para el pesimismo y el negativismo epidémico ya tenemos a Carlos Antonio velez y eso es suficiente.

    ResponderEliminar
  3. solo quiero decir dos cosas:
    1. Ospina podia llegar muy "mal" del niza (segun Jose Maria Paso), pero como ponen a Julio que se hace gol por partido, desde que le lleguen, os i no vean que tuvo complicidad en un monton de goles de la eliminatoria.

    2. Como va a estar Cordoba por encima de Zapata??? Haber cordoba ya esta de salida y no juega en le Inter ni de susto, depronto lo ponen los ultimos minutos pa sacar a lucio y que lo aplaudan, Zapata tampoco es titular, pero esta mas de entrada que cordoba, es mas joven y con menos errores, y ademas el Udinese no lo suelta por menos de 12 M de Euros.

    Por eso creo que estamos tan jodidos, muchas gracias

    ResponderEliminar

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.