28 de octubre de 2009

Se acabó la temporada para Piratas


Foto: Cortesía de Abraham Palacio

Luego de la derrota 101-65 del pasado lunes frente a Búcaros, el quinteto de Bogotá quedó eliminado de la Copa Invitacional de Baloncesto 2009. Toda vez que el equipo cayó en semifinal y está fuera del torneo es tiempo del análisis y una crítica respetuosa y constructiva alrededor de diversos aspectos que pueden llevar a Piratas hacia el título en 2010.

Si bien por tradición la capital basquetera de Colombia es Cúcuta, en Bogotá ha existido una importante tradición de este deporte con la aparición de Piratas y su gran época de títulos con José Tapias en el banco y jugadores como John Giraldo y Stalin Ortiz, entre otros.

La temporada 2008 indudablemente fue vergonzosa porque Piratas acabó último del torneo con sólo tres partidos ganados. Desde allí hasta llegar a la semifinal es un logro, pero debe tenerse en cuenta que el quinteto bogotano fue cuarto en un torneo de siete equipos. Desde allí se debe mejorar de cara al año entrante.

Logística y difusión

Luego de lo sucedido esta temporada, sería equivocado decir que Bogotá es una ciudad sin tradición ni afición al baloncesto. Si bien el público respondió en las fases definitivas del torneo, hace falta mucha difusión a este deporte. Nunca hubo publicidad externa del torneo en el Coliseo El Salitre u otras zonas de la ciudad, alusivas al equipo,

Hizo falta que la gente se involucrara más con el equipo, lo cual sólo sucedió en la postemporada. Asistencias pobres de menos de mil aficionados se compensaron con los 3.000 y 4.200 aficionados que aproximadamente fueron a la semifinal frente a Búcaros, y eso que la entrada fue gratis por el apoyo de Saludcoop a Piratas.

Otro aspecto a corregir, dentro del escenario deportivo, es la ubicación del tablero de 24 segundos. No es posible que el coliseo de la capital, que es ciudad candidata a organizar los Juegos Panamericanos 2015 tenga estos aditamentos en el piso y no sobre los tableros, como debe ser.

Por último, en cuanto a la logística, sería importante tener en cuenta la necesidad de un jefe de prensa, no para que esté como un celador en la puerta, ya que este comunicador debe estar pendiente de aspectos vitales como la promoción mediática del equipo, las relaciones públicas y que funcionen bien aspectos como el anuncio de los equipos antes del partido así como el himno nacional y de Bogotá que en más de una ocasión no sonaron o tuvieron que ser cantados a capela debido a problemas técnicos.

Lo deportivo

Al contar con la oportunidad de asistir al Coliseo El Salitre, al menos un partido por cada serie de la primera ronda y todos los de play-offs puedo decir que Saludcoop hizo un buen trabajo con Piratas, siendo el principal acierto el regreso de José Tapias como integrante del cuerpo técnico.

La nómina de jugadores fue buena, destacándose el armador venezolano Gregory Vargas, quien desafortunadamente debió viajar de regreso a su país debido a problemas personales. El estadounidense Nakiea Miller fue el polo opuesto, ya que sus salidas de ropa e indisciplina lo llevaron a salir del equipo por la puerta de atrás.

El desempeño del equipo fue regular, si se tiene en cuenta que en el Coliseo El Salitre Piratas sólo ganó tres juegos consecutivos (los primeros en casa frente a Islanders y Cangrejeros). Desde entonces, el quinteto dirigido por César Cassiani dejó escapar al menos un partido por serie en casa, lo cual se repitió con creces en la postemporada donde Piratas ganó uno de cinco partidos jugados en la capital.

Algo positivo para resaltar son los jugadores de la cantera que promueve Saludcoop en los torneos de la Liga de Baloncesto de Bogotá: Gianluca Bacci, Carlos Varela, Emiro Romero y Jairo Mendoza. En cuanto a los extranjeros, aparte de Vargas, Alejandro Flórez tuvo buenos partidos hasta que se lesionó y el pívot Herbert Bayona despertó la rabia de los aficionados en más de un partido, pero al final se reivindicó con buenas actuaciones. No se puede pasar por alto el trabajo de Ruben Nembhard en las fases finales.

De cara al 2010

Aunque faltan 10 meses para el inicio de la siguiente temporada (lo cual es una vergüenza para la Federación Colombiana de Baloncesto) es importante que Piratas no muestre tanta debilidad a la hora de marcar el perímetro. A punta de triples Cúcuta-Norte y Búcaros ganaron sus series en la capital. De igual manera, era claro el desespero del público cuando los capitalinos no recuperaban rebotes en defensa y permitían puntos bajo la pintura, así como los escasos intentos de tres puntos en ataque.

Si hay que pensar desde ya en el título del baloncesto colombiano para 2010, el entorno del equipo debe ser positivo para que no ocurra lo mismo que con los clubes de fútbol que hace más de 20 años no ganan nada. Medios, dirigentes, entrenadores y aficionados debemos jalar para el mismo lado, y si bien existe el derecho a la crítica dentro del periodismo deportivo se debe construir y no destruir, porque de esto vivimos todos.

¿Por qué no decir "gracias"?

En medio de errores y aciertos hay que agradecer a la gente de Saludcoop, encabezados por la presidenta de Piratas Jenny Pinilla y el doctor Carlos Gustavo Palacino, presidente de dicha empresa que le ha metido la ficha al baloncesto nacional, porque han contribuído con el equipo. Como dije antes, pasar del último al cuarto lugar es un logro. No obstante, ser cuarto entre siete equipos no es lo ideal y hay que corregir desde ese punto.

Gracias a los profesores César Cassiani y José Tapias por el trabajo realizado con el equipo, así como a los 16 jugadores que vistieron la casaca de Piratas en el presente año: los colombianos Pablo Porras John Pérez, Diomedes Cassiani, Eleuterio Rentería, Miguel Matamoros, Gianluca Bacci, Carlos Varela, Emiro Romero y Jairo Mendoza, los venezolanos Eduardo 'Pichi' Torres, Herbert Bayona, Gregory Vargas, Pablo Machado, los norteamericanos Nakiea Miller, Ruben Nembhard y el dominicano Alejandro Flórez. Brindaron un espectáculo bueno y entretenido a la gente, lo cual es muy importante en cualquier deporte.

Gracias a la afición de Piratas, a 'Los mismos de siempre' que no dejaron de alentar al equipo, incluso a aquellos que esperaron a la serie contra Búcaros para corear el nombre de Piratas. Gracias también a las familias que asistieron al coliseo, demostrando que el básquet es un deporte que en Colombia no es generador de violencia pese a los malos arbitrajes y las rivalidades ente equipos y regiones.

3 comentarios:

  1. VIEJO LE QUIERO DAR LAS GRACIAS PORQ UD, HIZO UN MEJOR Y MAS COMPLETO CUBRIMIENTO DE ESTO, QUE CUALQUIERA DE LOS GRANDES MOUNSTROS DE LA COMUNICACION EN ESTE PAIS.. A UD GRACIAS...

    ResponderEliminar
  2. Me uno al comentario anterior agradeciendo Jose Gabriel Celis por el buen trabajo que nos mostro con sus escritos durante la temporada.

    por otro lado, ojala que la federacion de baloncesto colombiana se de cuenta que la forma de difundor este deporte no es solo con un torneo que dura dos meses en el año. yo entiendo que son pocos equipos, pero se debe aprovechar esto para hacer 2 o 3 temporadas al año, de esta manera la aficion de este deporte tendra un interes constante y veriamos las tribunas llenas desde el principio de la temporada y, como pasa siempre, multiplicandose hasta el final.

    El baloncesto no va a crecer en este pais mientras no exista un buen torneo profesional, dos meses al año para mi no explota el talento y la aficion que tiene este deporte.

    ResponderEliminar
  3. Me uno a los comentarios anteriores pero en especial me interesa saber que pasó con John Giraldo, en donde anda, que esta haciendo. Desafortunadamete en este país los periodistas disque deportivos de lo único que saben es de futbol e informan hasta de cuantas veces al día van al baño los jugadores de futbol pero de los demas deportes no saben ni pio. Y lo peor es que si no fijamos el futbol es el deporte que menos triunfos le ha dado al pais y si todo el apoyo es para este deporte. Que tristeza definitivamente. Gracias

    ResponderEliminar

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.