12 de octubre de 2009

Traer a un técnico extranjero


Es cierto que Eduardo Lara se debe ir de la Selección Colombia luego del fracaso rumbo a Sudáfrica 2010. En caso que su cargo quede vacante la Federación Colombiana de Fútbol debería escoger a un técnico extranjero lo más pronto posible para trabajar rumbo a Brasil 2014. Esta eventual decisión tiene toda una serie de puntos a favor y en contra que expondré a continuación.
El primer inconveniente que surge en la toma de esa decisión fue mencionado por Luis Bedoya, presidente del ente rector de nuestro balompié. Él considera que sería inadecuado nombrar un nuevo técnico antes de la elección del nuevo comité ejecutivo de la Federación, a mediados del próximo año (Aunque la dirigencia debería renunciar mucho antes).

Una vez exista consenso para traer a un entrenador extranjero, el problema va a ser el nombre, ya que los últimos seleccionadores han dividido la opinión de periodistas, aficionados, directivos y futbolistas, justamente por ser colombianos o pertenecer a alguna región o tener algún estilo que no le guste a alguien. Si bien todos piensan diferente sería bueno que desde ahora todos jaláramos para el mismo lado, como nunca se ha hecho por el capricho regionalista, entre otras razones.

Un nuevo problema con cualquier entrenador foráneo serán las garantías de seguridad y los recursos técnicos que se ofrezcan para trabajar. Luego que el uruguayo Rubén Israel renunciara a la dirección técnica de Santa Fe debido a presuntas amenazas de muerte, que nunca se confirmaron o descartaron, Colombia quedó mal parada internacionalmente, lo cual será un obstáculo para traer un técnico extranjero para la Selección. Por otra parte, dirigir a Colombia es todo un incentivo para el entrenador que logre una campaña exitosa y grabe su nombre en los libros de historia de nuestro fútbol.

Suponiendo que no hay peros en cuanto a la seguridad, el problema siguiente es el salario que perciba el entrenador. La excusa que fue utilizada para no traer a Marcelo Bielsa, es ahora un argumento de peso a la hora de pensar en un DT de otro país para la 'Tricolor'. Es apenas lógico que Bavaria, Lotto y Caracol Televisión sean las más descontentas con el fracaso rumbo a Sudáfrica 2010, siendo una hipótesis válida que reconsideren sus contratos con la Federación. No obstante, sería motivador invertir para traer a un buen entrenador que cambie la mentalidad y el estilo de juego de la Selección.

De ser superados los obstáculos anteriores, es necesario que el técnico sea alguien que esté enterado y tenga la personalidad de afrontar y acabar la indisciplina en las concentraciones, fruto de la presunta influencia de empresarios y directivos. Por otra parte, tampoco se puede caer en el error mexicano de contratar a un técnico muy ilustre (Sven-Göran Eriksson) pero con nulo conocimiento de la materia prima, los jugadores nacionales.

El panorama a futuro

Si la dirigencia valorara al fútbol como una de las empresas más rentables del país se darán cuenta de las nefastas consecuencias que tiene para todos, directivos, futbolistas, entrenadores, periodistas, y la misma gente que vende comida en los estadios, la serie continua de fracasos de nuestro balompié, a nivel de selección y clubes.

Es tiempo de decisiones radicales para salvar el poco honor que le queda al fútbol colombiano, o ¿Esperamos a ser coleros de la eliminatoria? Porque Venezuela ya nos gana en la cancha, lo cual era impensable hace 12 años.

De cualquier manera, dentro de ese debate, los medios seguirán haciendo a un lado a los demás deportes como una opción para entretener al pueblo, para hacerlo olvidar las deudas, los problemas y los escándalos del gobierno por al menos dos horas. Esta vez el fútbol, ha 'deprimido' a la nación, luego de lo sucedido en la última eliminatoria mundialista.

El fútbol, al ser el único deporte que recibe verdadera atención mediática y de la empresa privada (lo cual es un gran despropósito), debe sufrir un gran remezón si se quiere salir no de un simple momento mediocre, porque este es un gran ciclo perdedor que completa doce años. Si no se toman decisiones serias serán muchos años más de vergüenza y desilusión.

Como reflexión final, traer a un técnico extranjero para dirigir la Selección Colombia es una solución simplista pero necesaria, que debe ir acompañada de profundas transformaciones en el sistema federativo del fútbol colombiano. Hoy, tres días después de la tercera eliminación consecutiva del Mundial comienza ese proceso, que de ser bien llevado, conducirá a Colombia a Brasil 2014.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.