3 de diciembre de 2009

El Mundial de 2030 debe ser en Argentina y Uruguay


Los dos países del Cono Sur han presentado su postulación oficial ante la Conmebol para realizar la edición del centenario del evento más importante del fútbol. Aunque faltan poco más de veinte años para la cita, la idea mundialista ha sido planeada con suficiente anterioridad.
Esta vez no hay excusas. Colombia en 2030 puede que ya no tenga a un Álvaro Uribe Vélez pensando que el deporte es la mejor forma de distraer al pueblo de los problemas nacionales. No sabemos si Hugo Chávez viva 20 años más con su falsa revolución izquierdista, y nadie garantiza que no pida un Mundial de fútbol. En la vida real, Chile se perfila como el principal país que pueda afectar la realización del Mundial 2030 en Argentina y Uruguay.

Como una absoluta pena resultó para el Comité Olímpico Internacional la elección de Atlanta como sede de los Juegos Olímpicos del centenario en 1996. Atenas, que por derecho propio debió ser la sede, tuvo que esperar ocho años para celebrar el evento deportivo.

Un año después, en 1997, surgió la idea de "Uruguay 2030", la cual ha tomado forma con el paso del tiempo, con el fin de evitar que una nueva injusticia se presente en el mundo del deporte. Es claro que el Mundial de 2030 debe ser en Uruguay. No hay mejor apoyo para lograr ese objetivo que el de la nación hermana, Argentina,

Sería más que grave, todo un error histórico si la FIFA le quita a Uruguay la posibilidad de recibir el mundial del centenario. Por supuesto, el actual Estadio Centenario de Montevideo deberá ser reformado en muy buena parte para recibir, por lógica, la final de ese campeonato.

Por fortuna, aún quedan 20 años de preparación, pero la avalancha de naciones en desarrollo y potencias emergentes como Brasil y China hacen que no exista total confianza sobre el tema. Al menos Uruguay y Argentina cuentan con el apoyo de la Conmebol en el objetivo de hallar el visto bueno de la FIFA.

¿Algún día haremos un Mundial?

No sobra decir que la FIFA tiene una deuda histórica con Colombia por la forma en que nos fue retirada la sede del Mundial de 1986. En algún momento, después de 2030, será posible que exista una nueva generación importante de dirigentes, que como don Alfonso Senior Quevedo logren hacer las gestiones necesarias para traer el Mundial de Mayores a nuestro país.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.