19 de febrero de 2010

Uno de estos logos no es como los otros...


¿Se parecen las imágenes, verdad? La de la izquierda ya existía en Internet desde septiembre de 2009. La de la derecha es el logo de la Liga Postobón, presentado el 10 de diciembre del mismo año. ¿Coincidencia? ¿Similitud? ¿Plagio?
Todo se dio a conocer ayer, a través de un foro de Controversia, uno de los más populares entre los hinchas del fútbol colombiano en Internet. Se descubrió que existía una imagen similar al logo actual de la Liga Postobón, que fue lanzado con mucho ruido por la alta inversión que haría la citada empresa privada para su difusión y posicionamiento.

Sin mayores elementos de juicio no se puede afirmar que la similitud de las imágenes sea un plagio de cualquiera de las partes, porque éste se configura mediante una apropiación inadecuada de palabras o imágenes sin atribución alguna. Además, todas las personas son inocentes (preferiría decir no culpables) hasta que se demuestre lo contrario.

Lo que se puede decir, es que el servidor, al cual se ingresa para ver la presunta imagen original, muestra la posibilidad de descargarlo incondicionalmente desde 20 dólares, ya que existen diversos tipos de licencias de copyright al respecto.

Pudo ser que los creativos contratados por Postobón con el fin de crear la nueva imagen del fútbol colombiano, recurrieron a la red para escoger la imagen, porque iStockPhoto es un banco de imágenes en la cual todos pueden subir las imágenes propias que quieran y ponerle un precio, cediéndola bajo determinadas condiciones de derechos de autor.




El presunto logo original. Fuente: iStockPhoto



Logo de la Liga Postobón.

No es necesario hacer un cuadro para señalar punto por punto las diferencias, porque son notorias en: colores, el balón, la cara del jugador y el largo de los brazos. Es simple: el creativo, o el diseñador gráfico, pudo modificar levemente el original para que no se notara, o pudo haberlo calcado. Ambas hipótesis son válidas, porque el original, cuando se paga, se puede descargar en vectores para ser editado en software como Adobe Illustrator, Freehand, o CorelDRAW.

Lo que no es válido y, para mi es inaceptable, es que una imagen que existe en Internet desde el 16 de septiembre de 2009, elaborada originalmente por una ciudadana de Grecia, sea la escogida por los creativos encargados de la imagen del fútbol colombiano a partir de 2010. Quisiera creer que no fue así, que la imagen fue primero creada en nuestro país, pero me queda muy difícil hacerlo frente a los hechos presentados hasta el momento. Yo quisiera saber que dice Giota Vorgia (la autora) acerca del caso, así como la respuesta de los creativos contratados por Postobón al respecto.

Reitero que a priori no se puede acusar de plagio a nadie, recordando que éste es un delito en la legislación colombiana y de muchos países. Lo que se presume, sin conocer versiones oficiales, es que se trata de la mediocridad flagrante de una campaña que ha generado confusión y toda clase de errores.

Es necesario que Postobón, o los responsables del diseño de la imagen, se pronuncie por el caso del logo, ya que no se dijo nada acerca que sean sinónimos los nombres de todos los torneos del fútbol nacional: Liga Postobón (Primera A), Torneo Postobón (Primera B), Copa Postobón (A y B juntas) y Campeonato Postobón (Sub-18). Recordemos también que la polémica imagen es -increíblemente- el mismo logo de todos los certámenes.



Foto: Dimayor


Creo que debe haber una explicación oficial muy seria sobre el asunto. Por el respeto al millonario contrato suscrito con la División Mayor del fútbol Colombiano, por la imagen de la Organización Ardila Lülle, pero por encima de los intereses anteriormente citados, debe haber una explicación por el respeto que merecemos todos los colombianos que cada fin de semana consumimos uno de los productos de mayor venta en nuestro país: el fútbol.

Los invito a seguirme en Twitter @Josegacel

9 comentarios:

  1. No hay derecho, sea cual sea la explicación:

    1. Si plagiaron, que descaro y que paguen.

    2. Una organización como la de Ardila Lule si pagó a unos cretivos para que se basaran en un modelo ya existente no es más que mediocridad. Pero bueno, no sorprende que la organización Ardila Lule entre en mediocridad, basta con ver los productos de televisión.

    3. Los creativos fueron bien pagados y a escondidas se basaron en el otro modelo.

    ResponderEliminar
  2. Se trata de la reconocida agencia Sancho BBDO

    ResponderEliminar
  3. ¿En Colombia? ¡Nada raro! He visto trabajos "profesionales" encargados por multinacionales de talla MUNDIAL hechos por una cuerda de mediocres que dejan cosas a medio funcionar, tras haber recibido un jugoso pago.

    Y no es sólo Colombia. A nivel mundial se ven unos casos espeluznantes.

    ResponderEliminar
  4. Existe algo que no sea plagiado en Colombia?

    ResponderEliminar
  5. Heyyyy por favoorrr! bueno a menos que hayan pagado los derechos, claramente es un plagio. Si es asi a pagaaaaaaaaaaaarrrrrrr

    ResponderEliminar
  6. El tema va más allá de la simple cuestión de gustos, sí fue comprado o copiado de un stock.

    Primero: es bastante serio por las implicaciones que tiene dentro de la industria publicitaria y del diseño en Colombia.

    Segundo: es evidente que los organizadores del futbol en Colombia no tienen el prestigio, ni la capacidad, ni la intensión de competir algún día por patrocinios y jugadores con otras ligas profesionales, carecen de la visión empresarial necesaria, no les interesa o ignoran la importancia de tener una marca que represente una tradición futbolera de más de un siglo, ni los intereses empresariales y económicos de una industria deportiva. Una empresa del tamaño y la importancia de Postobon no debería permitirse novatadas como esta.

    Tercero: la Señora Giota Vorgia es otra víctima en este asunto aparte de los hinchas, jugadores, y diseñadores. No es cierto que al comprar alguno de los dos tipos de licencia de la imagen se pueda hacer cualquier cosa con ella. Istock concede dos tipos de licencia: estándar y ampliada, con ninguna de las dos ni Postobon, ni la Dimayor, ni nadie puede usar la imagen en logotipos ni marcas registradas, el uso en ciertas piezas publicitarias o con un tiraje superior a las 500.000 copias necesita permisos especiales y tampoco se permite su aprovechamiento comercial en la venta de cualquier clase de artículo. Todas estas condiciones han sido claramente violadas. Vea los términos de uso en el siguiente link: http://espanol.istockphoto.com/license_comparison.php?SearchLang=ES

    ResponderEliminar
  7. si todas las agencias fusilan, antes hicieron un negociaso esos manes, cuanto habran cobrado por ese logo??

    ResponderEliminar
  8. Bueno Primero lo Primero... en cuantas ligas internacionales se ve el LOGO de la LIGA con el nombre de patrocinador TAN GRANDE como en la "Liga Postobon"? como el español? (LFP) como es el Calcio? como es la Bundesliga? la MLS??? en alguna parte sale un LOGO corporativo tan EXTREMADAMENTE exagerado como el Monopolio POSTOBON???
    2º Desconozco si es cierto o no el presunto Plagio, lo unico que se es FALTA CREATIVIDAD en la creacion de un logo personalizado y Unico para la Liga Colombiana, un logo que no cambie inidistintamente del patrocinador, epoca o lo que sea, que dure lo k dure el futbol colombiano que se nos respete una identidad unica que merece el Futbol Colombiano, para que sea reconocido a Nivel Mundial, que de hecho a pesar de la no clasificacion de la seleccion al mundial, los Jugadores Colombianos Poseen un Ranking Internacional MUY ALTO, por lo cual creo que ya es hora de que el torneo Nacional tenga una identificacion UNICA.

    ResponderEliminar

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.