2 de diciembre de 2010

Rusia y Qatar, las sedes mundialistas que no son sorpresa


Fotomontaje: Castillo bogotano. Imagenes: Russia 2018 / Qatar 2022 / Worldcupblog.com / Flickr.com

Esperaba que Inglaterra y Estados Unidos fueran los países que albergaran la Copa Mundial de la FIFA en 2018 y 2022, respectivamente. Sin embargo, el poderío económico que representan rusos y árabes se impuso en la definición de las máximas citas del fútbol mundial.

Este 2 de diciembre concluyó el proceso de casi 24 meses en el cual varios países buscaron uno de los logros comerciales y turísticos más importantes, albergar la Copa Mundial. México e Indonesia fueron los primeros países descartados, por voluntad propia y por decisión de la FIFA. Así, fueron nueve candidaturas las que buscaron ser sede del Mundial.

Pasará a la historia esta elección de la Copa Mundial, por los escándalos de corrupción que fueron revelados por la prensa británica, principalmente, en contra de la candidatura de Inglaterra para 2018.

Candidaturas fallidas

En el curso hacia 2018 estaban cuatro postuladas: España y Portugal, Países Bajos y Bélgica, Inglaterra, y la ganadora, Rusia. A favor de los ibéricos estaba la capacidad hotelera y su infraestructura, prácticamente lista. De los países del benelux poco o nada se habló en la prensa a pesar de su buen ofrecimiento acorde con las exigencias de FIFA.

Sin embargo, jugó en contra de las candidaturas conjuntas, lo que anunció el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, con mucho tiempo de anticipación, que era privilegiar las candidaturas individuales.

Por otra parte, Inglaterra contaba con alto respaldo dentro del fútbol, debido a sus estadios, su tradición internacional y al hecho que no organizaba un Mundial desde 1966. Por lo visto, esto no infuyó, porque fue la primera eliminada de la selección.

Entre tanto, para 2022 había cinco candidaturas: Australia, Corea del Sur, Japón, Estados Unidos y la vencedora, Qatar. La primera eliminada fue la del país-continente de Australia, que mostraba una muy buena oferta de escenarios y de hoteles. El punto en contra, el desplazamiento de las selecciones y los lugares de fogueo.

Corea del Sur y Japón se presentaron por separado para buscar un Mundial 20 años después de la experiencia conjunta de 2002. De las dos se destacaba la japonesa, incluyendo un estadio nuevo para 100.000 espectadores. En contra de ambos jugó la búsqueda de organizar otra vez el certamen.

Estados Unidos, que llegó a la votación final con Qatar, mostró todo su poderío económico y su impresionante infraestructura tanto deportiva como hotelera. En contra de ellos pudieron jugar varios factores, como lo es la seguridad y las distancias internas, como sucedió en el Mundial que organizaron en 1994.

Descentralización del fútbol

Se puede afirmar, sin miedo al error, que fue vital para Rusia y Qatar, la intención de FIFA de explorar nuevos mercados para el fútbol. No obstante, Australia era otro espacio por explotar, pero en el frente a frente con los qataríes, se impuso con claridad el poderío de los petro-dólares. Igualmente, el fútbol ruso cuenta con un naciente poderío económico, gracias también a los recursos naturales, principalmente el gas. Por eso, no son sorpresa.

En cuanto a escenarios e inversión, Rusia destinará 4.000 millones de dólares para la adecuación de los estadios existentes y la construcción de cuatro sedes nuevas. Por su parte, Qatar sacará de su poderosa billetera, 42.000 millones de dólares para hacer realidad los espectaculares estadios proyectados, con sistemas de aire acondicionado y desarmables al término del certamen para donar a los países con menor infraestructura.

Lo que vendrá para 2026 y 2030.

Se estima que en 2018 se escojan las sedes de los Mundiales 2026 y 2030. Yo espero que la candidatura conjunta de Argentina y Uruguay no tenga dificultades para albergar el Mundial del Centenario. Entre tanto, el de 2026 puede ser más abierto, veamos:

Según la rotación de continentes, los países de Asia no podrán aspirar a 2026 ni 2030, lo cual afecta a países como Australia y China, potenciales candidatas. Europa no podrá aplicar a 2026 pero sí a 2030. Finalmente, las naciones de Conmebol (Sudamérica), Concacaf (Norte, Centroamérica y el Caribe), África y Oceanía podrán ser elegidas en ambas ediciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.