28 de julio de 2011

¡Disfrutemos nuestro mundial!


A menos de 24 horas del inicio de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Colombia 2011, hay que dar un parte de victoria preliminar porque sí se logró el ideal de organizar un certamen mundialista del deporte favorito del país, el fútbol.
Aunque a muchos no les haya gustado la "loca bienvenida" a la selección de Inglaterra, aunque el Estadio Olímpico Pascual Guerrero no haya sido terminado al 100% y presente graves sobrecostos y a pesar de las dos canchas de fútbol cinco coladas al interior del Estadio Olímpico Jaime Morón de Cartagena (sin hablar del serio parecido entre "bambuco el guacamayo" y la mascota de la Copa América Venezuela 2007), es hora de mostrar lo que somos.

Durante tres semanas, Colombia tiene la oportunidad histórica de mostrar ante el mundo sus estadios, su cultura y sobre todo su alegría frente a la adversidad.

Debo decir abiertamente que estoy en contra de todos aquellos colombianos "occidentales de segunda mano" que se avergüenzan de nuestra propia cultura, de la esencia, de lo que somos. Nos guste o no somos un país tropical y folclórico, eso nos hace únicos y hay que explotarlo.

Tristemente la campaña de difusión interna del Mundial fue realmente pésima (y me quedo corto con el adjetivo). Al menos en Bogotá hubo muy pocos avisos en las calles, con excepción de la hermosa valla de bienvenida a los turistas por la Calle 26 antes de la obra desastrosa de la Fase III de TransMilenio.

Del Mundial deberemos aprender mucho, sobre todo darle ejemplo en comportamiento a las barras bravas para que no haya más disturbios ni invasiones al campo ni se dañe la buena infraestructura que quedará cuando se reinicie el torneo doméstico el 24 de agosto.

Esperemos que la seguridad funcione en todos los aspectos, que haya menos quejas en cuanto a las acreditaciones de prensa (el elevado costo en caso de pérdida), que la organización funcione, se cumplan los horarios de los partidos, no haya inconvenientes con el público y que los terrenos de juego respondan a la exigencia del certamen.

Que esta sea una fiesta de gozo, paz, muchos goles y con menos quejas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.