28 de diciembre de 2014

Top 10: Inocentadas del fútbol colombiano en 2014



Como ya es tradicional presentamos los hechos insólitos alrededor del fútbol colombiano en el año.

Una vez más es bueno recordarle a lectores e implicados en el escalafón que no se busca nada diferente a reírnos un poco de nosotros mismos.

10. Se le fue la luz a Fortaleza.


No es por la foto que está puesta, por curiosa que sea, con un reconocido periodista y el último técnico del club en la máxima categoría, Alexis García.

A Fortaleza se le fue la luz por su descenso directo, y por la curiosa situación que influyó en su pérdida en la división de honor. En la última fecha había empatado en el último partido en Pasto 0-0 y tan pronto pitó el árbitro marcó el gol Uniautónoma para ganarle 1-0 al Atlético Huila, en un partido donde se fue la luz en el mundialista estadio Metropolitano de Barranquilla durante 10 minutos.

Las críticas no se hicieron esperar, y fueron muy agudas por parte del presidente Ricardo 'Gato' Pérez, que acabó multado y sancionado por la Dimayor, mientras nunca se supo por qué se fue la luz en el partido crucial que se jugaba en la sede de la Selección Colombia.

9. El técnico que no sabía el resultado de su equipo.


Adolfo Holguín dirigía al comienzo del año al Alianza Petrolera, el equipo que fue de Barrancabermeja, paisa por adopción en su ascenso, luego de Floridablanca... Un caso menor en cuanto a los equipos gitanos del FPC que veremos más adelante.

Holguín acudió a la rueda de prensa pensando que su equipo había empatado 1-1 con las Águilas Doradas, por ese entonces de Itagüí. Dijo que "este punto que nos llevamos es importante para nuestras aspiraciones”, y tras la inquietud por la respuesta dijo "que yo sepa quedamos 1-1”.

Uno de los periodistas le dijo “profe es que ustedes no empataron, el compromiso lo ganó Alianza Petrolera 2-1”. Ante las risas el técnico se exusó y afirmó que s epudo perder el gol en el momento que iba a la tribuna, porque había sido expulsado. La pasó por inocente.

8. El año de los equipos gitanos.

Por falta de plata, por un mejor patrocinio o por lo que fuera muchos equipos este año cambiaron de sede, razón social y hasta de uniforme.

Por ejemplo, Expreso Rojo estuvo a punto de irse a jugar a Turbo, pero la Dimayor y sus clubes lo impidieron. Sin embargo, pasó de Facatativá a Girardot, ajustando la octava sede en su historia, sumando a Cartagena, Sabanagrande, Sincelejo, Fusagasugá, Zipaquirá, y Soacha donde regresará en 2015.

Leones Fútbol Club es el nuevo nombre del Deportivo Rionegro, que acabó su historia en la Categoría B para irse a jugar a Bello, al norte del valle del Aburrá. Lo curioso en ese traslado, primero que hacen en su historia, fueron sus uniformes el día empataron con el América de Cali en los cuadrangulares del segundo semestre:
Pero la transformación digna de los X-Men la protagonizó el equipo de José Fernando Salazar. Luego de clasificar a la Copa Sudamericana, y que la alcaldía de Itagüí invirtiera 650 millones de pesos en torres de iluminación, el equipo se fue alegando falta de patrocinio. Así las Águilas Doradas de Itagüí cambiaron de nido, de Itagüí a Pereira.

Tal fue la transformación que cambiaron de escudo y de uniforme... ¿Para parecerse al alicaído Deportivo Pereira que está en la B y tomar su identidad o para generar sentido de pertenencia? La polémica aún sigue en la 'perla del Otún'.



Y el campeón de los equipos gitanos del 2014 no puede ser otro que Jaguares de Córdoba, el vencedor de la Primera B que llevó a feliz término su campaña que bajo el presidente Nelson Soto Duque ha tenido cinco sedes: De 1995 a 2008 fue Girardot Fútbol Club, en 2009 Deportes Palmira, en 2010 y 2011 Pacífico Fútbol Club de Buenaventura, en 2012 Sucre Fútbol Club y desde 2013 es Jaguares.

Lo bueno de este equipo "gitano", que esperamos siga en Montería si algo extraordinario no ocurre, es que "rugirá" en Primera División el próximo año.


7. Copa Mundial de la FIFA Colombia 2030.

¿Cruce de cables? ¿Inocentada? ¿Sueños y anhelos? Quienes la pasaron por inocentes fueron todos cuando Ramón Jesurum dijo que “el país se encuentra maduro y con la experiencia necesaria para poder organizar un Mundial en 2030. Además, el gobierno nos apoyaría para tener ese honor de realizar ese torneo”.


Sobre esa posible candidatura para organizar el Mundial de Fútbol del centenario, que probablemente le sea otorgado a Uruguay con Argentina, Luis Bedoya (en la foto), presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, dijo que "no hay nada oficial y menos que se haya pensado en hacer una solicitud que solamente se debería presentar hasta dentro de ocho años. Oficialmente le puedo dar la certificación que no hay nada".

Nos quedamos (otra vez) con las ganas de hacer un mundial. Saludos al expresidente Belisario Betancur.

6. El papelito de Nacional.

Tarde llegó el famoso "papelito de Osorio", cuando el ahora extricampeón del fútbol colombiano ya tenía dos goles en cotnra en la final de la Copa Sudamericana en Buenos Aires ante River Plate, que conquistó el torneo internacional. La imagen fue objeto de toda clase de memes e interpretaciones:
Las buenas noticias es que los hinchas de Nacional pueden adquirir "libreticas de Osorio" como le gustan a Pascual Gaviria...
O en su defecto, pueden usar la ropa interior del equipo de sus amores... Ideal para veladas románticas (?)
5. La Copa de Santa Fe (sub)Campeón

Foto: Futbolred.

La inocentada de fin de año en nuestro fútbol fue la copa que le entregaron a Santa Fe por el título obtenido sobre el Independiente Medellín, porque la copa era la del subcampeón, hubo error de placas.

Si bien el presidente 'cardenal' César Pastrana minimizó el incidente diciendo: "yo me di cuenta de inmediato, pues el escudo de Santa Fe no lleva azul; pero le resté importancia, porque el que gana es el que goza".

Pero a su turno, en una declaración obtenida por Futbolred, la Dimayor adjudicó la responsabilidad de la inocentada al saliente patrocinador del campeonato, Postobón.

4. El año maLillo de Millonarios.



No sabemos si tenemos magia con este Top 10 de inocentadas, pero el que no es mago ni hace milagros es el extécnico de Millonarios Juan Manuel Lillo, que hizo parte de otro año para el olvido del equipo embajador y sus hinchas, pero lleno de risas y gozo para sus rivales.

De tantas frases que hipnotizaban a los colegas en las ruedas de prensa, quizás la más recordada fue la que pronunció después de la colosal derrota por 5-0 contra Atlético Nacional en Medellín: "Si a Brasil le metieron 7..."


Sin duda, desde el primer día de entrenamientos se sabía que no iba a ser un buen año para Millonarios...
Durante el año fue (y aún es) muy criticado el manejo de redes sociales del club por perlas como estas:



Las buenas noticias para Millonarios parecen llegar pronto gracias a su nuevo presidente, el jugador Andrés Cadavid.


Inclusive Millonarios cambiará de escudo aprovechando la campaña de #SoyCapaz (?)



Y fuentes cercanas al equipo embajador comentan que los jugadores, directivos y el cuerpo técnico que reemplazó a Lillo (y a Portolés) aprovechan las cinco semanas de vacaciones (sí, cinco semanas) para leer.



3. La demanda de Tigre a Tigre

Decidimos que el podio debía corresponder este año a auténticas bromas, para preservar el espíritu del día de los inocentes.

En el tercer lugar está la noticia de Actualidad Panamericana, reconocido medio de noticias de parodia, en la que Jairo "El Tigre" Castillo demandaba a Radamel Falcao García por usar el apodo de "Tigre".

La noticia falsa fue de tal magnitud que medios "serios" como Olé la replicaron, asumiendo que era verdadera.


2. Humor "tricolor".

Se llevó todos los aplausos y reconocimientos la Selección Colombia, cuartofinalista y que ocupó el quinto lugar en el Mundial de Brasil 2014.

Las bromas al interior del equipo nacional dejaron ver el buen ambiente que hubo, contagiando de risa a los colombianos en las redes sociales.


1. La falsa estrella del Junior de Barranquilla.

Era la noche del 26 de mayo, un lunes común y corriente. Junior había perdido el miércoles de la semana anterior desde el punto penal contra Atlético Nacional en la final del primer semestre.

Sin embargo, un rumor en las redes sociales hizo que miles de barranquilleros salieran a las calles de su ciudad a celebrar la octava estrella del equipo 'tiburón'. ¿La razón? Una demanda que supuestamente Dimayor había favorecido al Junior porque Nacional hizo cuatro cambios cuando en realidad se permiten tres, y que la premiación iba a ser a las 6:00 de la mañana...

Lo cierto es que la supuesta demanda nunca existió, el campeón siguió siendo Nacional y los hinchas del Junior que festejaron con licor, música y algarabía la pasaron por inocentes.

Fuera de concurso: Los cuadrangulares de ascenso.

"Se ganaron el Baloto" tituló El Deportivo al conocerse la ampliación de la Liga del fútbol profesional colombiano de 18 a 20 equipos, gracias a la realización de unos cuadrangulares en el mes de enero con los ocho equipos "tradicionales" (otrora grandes) en Bogotá: América de Cali, Unión Magdalena, Deportivo Pereira, Cortuluá, Real Cartagena, Cúcuta Deportivo, Atlético Bucaramanga y Deportes Quindío.

Si bien es una decisión que "necesita el negocio" ante los partidos poco atractivos y con pocos hinchas que ofrecen algunos clubes de la máxima categoría, vino al recuerdo la realización del "triangular fantasma" de ascenso del año 2001 en Cartagena, cuando se hizo la ampliación de 16 a 18 equipos. (N.del R. Ojalá salga bien el evento...)

¿Logrará su ascenso América de Cali después de tres años?


¿O regresará el Deportivo Pereira con sus nuevos hinchas?



Aunque parece estar opcionado Real Cartagena tras su alianza de un año con el Sporting de Lisboa...



Los invito a seguirme en Twitter: @josegacel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.