5 de octubre de 2016

La paz es de la gente


Miles de personas participaron este miércoles de la marcha por la paz tras el fallidio plebiscito del domingo anterior.

La polarización continúa a partir de los resultados de la votación que rechazó los acuerdos de paz con las FARC, y esta vez tiene forma de: Quienes respaldan la marcha, su realización y significado, y quienes la crítican desde lo fácil preguntándose ¿y por qué no fueron a votar?

Es cierto que la mayor vergüenza de lo ocurrido en el plebiscito fue la inmensa abstención del 63%, pero eso no puede ser escudo para seguir con críticas cuando el país debe avanzar y continuar hacia la utópica unidad en busca de la paz.

Como hecho curioso, mañana jugará la Selección Colombia de fútbol un partido de eliminatorias contra Paraguay. Quizás el partido de fútbol de la selección nacional menos relevante en muchos años por no decir décadas. La agenda del país está con el tema de la paz.

Lamentablemente muchas personas siguen pensando en bombardear y atacar puntos de vista. "Los del sí" y "Los del no" parecieran en confrontación más allá de lo ideológico, y eso debe detenerse.

La marcha de hoy, convocada por universitarios, respaldada por algunos sindicatos, y ciudadanos del común, no exigía el certificado electoral del domingo para participar. Simplemente ir en un objetivo común: Paz.

Mientras el EXPRESIDENTE Álvaro Uribe Vélez sigue haciendo su show político luego que el Presidente Juan Manuel Santos fallara en el intento de blindar los acuerdos de La Habana, son los ciudadanos los llamados a hacer paz, a salir a la calle y a seguir vigilantes ante las decisiones de los orates e intelectuales que tienen secuestrado el sueño de la pacificación colombiana.

Pero también hay que hacer paz desde el día a día. Por supuesto que se puede controvertir, pero con argumentos, respeto y sin ofensas personales.

Hacer paz es convivir y actuar con educación, honestidad y respeto, valores que en la sociedad colombiana están diezmados. Para recuperarlos y verdaderamente construir unidad se necesitará mucho más que una simple reunión de fuerzas políticas, orates e intelectuales, para definir el destino de un país.

La paz no es de Santos, mucho menos de Uribe o Timochenko. La paz es de la gente.

José Gabriel Celis B.
@josegacel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.