23 de agosto de 2008

Béisbol olímpico: ¿Adiós o hasta luego?


Es claro que no a todos los seguidores del deporte les agrada el béisbol. Entre otras razones están que "es un deporte aburrido", "muy largo", que en los partidos "no pasa nada", pero si todo eso es cierto, ¿por qué es seguido por millones de personas, no sólo en Estados Unidos, también en otras latitudes?

18 de agosto de 2008

Just Do It - 20 años


Para los Juegos Olímpicos de Seul 1988, la empresa fabricante de ropa deportiva Nike había lanzado su eslogan de "Just Do It" (en español, Sólo hazlo), que se consolidó como identidad de la compañía estadounidense alrededor del mundo.

En esta entrada del blog no me detendré a hablar de Nike como empresa, pero sí del trasfondo de la frase "Just Do It", más allá del puro sentido comercial.

No a todas las personas les gusta el deporte, bien porque les parezca algo tonto o porque prefieren temas mucho más serios y trascendentales para sus vidas. Pero para un atleta aficionado o profesional el deporte significa todo.

Puede darse el caso como el de los dos medallistas colombianos en Pekín (Diego Salazar y Jackeline Rentería) que antes de obtener sus logros personales de este año, vieron como sus familias se sacrificaban por ellos sin mayor recompensa que una medalla o la satisfacción de tener un lugar en la historia. Otro caso es el de atletas de altísimo rendimiento como Michael Phelps o Elena Isinbayeva, que aparte del éxito deportivo ganan millones de dólares por patrocinios y demás.

Sin importar el caso, los deportistas viven, sienten y sufren como cualquier otro ser humano. El reto de estar involucrado en una disciplina sólo se puede explicar con la pasión, el deseo constante de ser "más alto, más rápido, y más fuerte", "sólo hacerlo" o aquella pasión que aún genera en la mayoría de las personas el sentimiento nacionalista, el cual sigue con vida a pesar del fenómeno de la globalización.

La historia tiene reservado un lugar para los grandes, así como en la Grecia antigua, donde sólo los héroes eran quienes imponían el modelo a seguir. Por ello los deportistas deben ser valorados como los gladiadores modernos que, además de brindarnos grandes momentos de entretenimiento, viven en búsqueda de hacer la diferencia y dejar huella.

Eso hace que la frase "Just Do It" (Sólo hazlo), para profesionales, aficionados, y apasionados, que sentimos al deporte como algo de máxima trascendencia en nuestras vidas, sea significativa.

Para conmemorar los 20 años del eslogan, Nike realizó el comercial que verán a continuación (en mi opinión, uno de los mejores que haya visto relacionados con deporte). La música es del grupo estadounidense The Killers (uno de mis favoritos) con una parte de su canción "All These Things That I've Done" (Todas esas cosas que he hecho).



14 de agosto de 2008

Cuesta mucho asumir la derrota

Encontré un hecho muy curioso hoy, finalizada la sexta jornada de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el cual cito a continuación:

"El luchador sueco Ara Abrahamian rechazó este jueves su medalla de bronce ganada en el torneo de lucha grecorromana de los Juegos Olímpicos de Pekín, dejándola en el suelo."


Todo se debió, según cuenta la Agencia de noticias AFP, luego de la lucha contra el turco Nazmi Alvuca, a que el deportista creyó haber vencido en la semifinal al italiano italiano Andrea Minguzzi, ganador de la medalla de oro en la categoría de los 84 kilos."

En declaraciones posteriores, Abrahamian, quien ya pasó a la historia por su 'conducta olímpica', afirmó:
"Esta medalla no me importa. Quería el oro. Este ha sido mi último combate. Quería el oro, así que para mí estas olimpiadas han sido un fracaso".


Esta situación me sirve como contexto para escribir acerca de aquellos momentos en los que no sólo en la vida, también en el deporte, se pierde la oportunidad de ganar, o de hacer algo mejor y no queda más que lamentos y frustración.


La medalla despreciada.


Para una persona o un equipo acostumbrados al triunfo como Abrahamian, es muy frustrante quedar en segundo o tercer lugar. Es claro que siempre en el deporte se lucha por la supremacía, al igual que en la vida, pero ¿Qué tan validas son esas conductas al rechazar los premios por llegar al podio?

Recuerdo, así como muchas personas, el momento en que Boca Juniors rechazó recibir las medallas de plata por ser subcampeones de la Copa Libertadores 2004, luego de perder con Once Caldas en la definición por penales. Carlos Bianchi, dijo "no sabía que a los que quedaban de segundos les daban medalla". Ante esa situación no hubo sanción alguna, ahora se espera que sí haya una medida disciplinaria en contra del luchador sueco en cuestión.

Así también se pueden recordar muchos episodios deportivos en los que los segundos lugares son tomados como fracaso, y eso está bien cuando se lucha por la excelencia, pero también llega a ser una demostración de clara falta de humildad y de responsabilidad ante el resultado obtenido.

En la vida cotidiana sucede algo muy parecido, ya que la mayoría de las personas es muy competitiva y no les importa hacer lo que sea con tal de lograr sus metas. Si 'llegan de segundos a la meta' para ellos es un fracaso.

También hay que tener en cuenta la dimensión de la derrota, que en el deporte es recuperable cuando haya ocasión de revancha, o en el amor que es recuperable intentando de nuevo, e incluso en el trabajo buscando una nueva oportunidad. Siempre para lograrlo hay que reflexionar en los errores cometidos e incluso en lo que no se hizo para alcanzar la meta.

Es doloroso perder, y a todos nos ha pasado alguna vez en la vida. La acción a seguir no es tomar la derrota como una maldición o culparse a uno mismo hasta el cansancio. Lo importante en esos casos es saber levantarse, aprender de los errores e intentarlo de nuevo. Siempre habrá un mañana mientras estemos con vida.

11 de agosto de 2008

Inolvidable medalla de plata

Desde mi espacio en la blogosfera, extiendo mi más sincera felicitación al pesista Diego Salazar, quien en la mañana de hoy 11 de agosto obtuvo medalla de plata para Colombia en la categoría de 62 kilógramos, dentro de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.



7 de agosto de 2008

¿El fin del fútbol olímpico?


Desde la primera edición del Torneo Olímpico de Fútbol hasta el que se disputa en Pekín, no Beijing como se acostumbra a decir, se ha visto cómo el deporte que comenzó como una exhibición en las olimpiadas de París 1900, se ha convertido en uno de los objetos más grandes de la sociedad de mercado global.

Lo que ha sucedido alrededor del torneo de balompié de la 29ª olimpiada, ha sido una pugna que se ha presentado en los últimos años, referente al préstamo de jugadores de los clubes a las selecciones nacionales. La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), obliga a los clubes a prestar los deportistas para los torneos de selecciones que se incluyen en el calendario anual: Partidos amistosos oficiales (Fecha FIFA), Mundiales de todas las categorías y torneos como la Eurocopa, Copa América, etc. El ente rector del balompié, no incluye en esa lista al Torneo Olímpico.

El principal protagonista de la dispuita es el talentoso volante de FC Barcelona, Lionel Messi, quien junto a Diego y Rafinha, no podrán estar en las justas de 2008. Quien si estará es Ronaldinho, pero antes debió acordar su salida del club catalán para que AC Milan, su nuevo equipo, lo autorizara a jugar la olimpiada, además de otras situaciones que el brasileño tenía con el club español.

FC Barcelona, Werder Bremen y Schalke 04, se negaron a facilitar los futbolistas sudamericanos para la olimpiada, pero la FIFA, el pasado 30 de julio anunció en un comunicado de prensa:



"El juez único de la Comisión del Estatuto del Jugador de la FIFA, el tunecino Slim Aloulou, resolvió que la liberación de jugadores menores de 23 años para el Torneo Olímpico de Fútbol masculino Beijing 2008 es obligatoria."


Pese a que la denominada 'Multinacional del fútbol' se pronunció al respecto, una nueva determinación, esta vez tomada por el Tribunal Arbitral del Deporte, afirma que como el Torneo Olímpico no está en el calendario de FIFA y no hay reglamentación respecto al préstamo de futbolistas mayores de 23 años, los clubes no están en la obligación legal de prestar a los jugadores.

La respuesta del máximo ente rector del fútbol mundial fue clara, al sentirse "sorprendida y decepcionada por la decisión", aunque afirmó respetarla, pidiendo que los clubes puedan jugar y exista "solidaridad con el espíritu olímpico".



"La postura de la FIFA no ha cambiado. Los Torneos Olímpicos de Fútbol representan una oportunidad única para un jugador, puesto que se trata de competiciones del más alto nivel que brindan a todos los participantes, sobre todo a los jóvenes, la oportunidad de recabar experiencia internacional muy útil en el futuro." Joseph Blatter.

¿En qué acabará?

Después de tanto ir y venir, comunicados, declaraciones y demás, FC Barcelona autorizó a Lionel Messi para jugar, está claro que es muy necesaria la reunión entre la FIFA y el Comité Olímpico Internacional (COI) para definir "la presencia del fútbol en el seno de los Juegos Olímpicos".

El debate puede acabar con la apertura sin restricciones de edad a los futbolistas para las olimpiadas, o con el retiro del fútbol profesional de uno de los eventos deportivos del mundo más importantes, porque por encima de los Juegos Olímpicos, en cuanto a importancia mercantilista y mediática está la Copa Mundial de Fútbol, organizada por la FIFA.

Los artículos reflejan la opinión personal y libre del autor, derecho protegido por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia. Por ello, este blog no tiene nada que ver con el medio de comunicación, empresa o institución para la cual el autor esté trabajando o sus empresas afines.

Creative Commons License
  Castillo bogotano está bajo una licencia de Creative Commons.
Las fotografías y/o logotipos están protegidas por las leyes de autor, y son pertenecientes a José Gabriel Celis B., Castillo bogotano y/o sus respectivos dueños.